Política y Economía
POR LOS CORTES DE JUNIO DE 2019

Revés judicial para EDELAP, que queda más cerca de pagar una multa de 200 millones

La Distribuidora del Grupo Pagano había pedido suspender el pago de 200 millones que el OCEBA le impuso por los prolongados cortes que afectaron a la zona norte de La Plata en junio de 2019. La Justicia le dijo que no.

La justicia Contencioso Administrativo de La Plata rechazó una medida cautelar solicitada por la distribuidora EDLAP para suspender el pago de unos 200 millones de pesos en multas que le impuso el organismo de control OCEBA a partir de los prolongados cortes de servicio que padecieron un año atrás los vecinos de City Bell, Gorina, Gonnet, Arturo Seguí y Hernández, al norte de la ciudad.

El fallo, al que accedió INFOCIELO, fue dictado por la jueza María Ventura Martínez, no se expide sobre la cuestión de fondo, pero deja a EDELAP más cerca de tener que afrontar dichos cargos, que habían quedado en suspenso desde la presentación del recurso. 

TE PUEDE INTERESAR

En su planteo, EDELAP explicó que la subestacion City Bell resultó afectada por la salida del servicio del Cable Subterráneo de Alta Tensión (CASAT) n°519 y por la falta de operación del cable de respaldo, que vincula la SE City Bell con la SE Dock Sud de EDESUR, y cuyo mantenimiento corresponde a dicha empresa.

También objetó el contenido de la resolución 279 donde se decidió imponer una multa complementaria de $203.647.464 y la penalización por apartamiento de los límites admisibles de Calidad de Servicio Técnico, correspondiente al semestre 37°, por la suma de $25.185.029.

Según EDELAP, dichos cargos son “improcedentes” toda vez que en el contratio “distingue entre las penalizaciones, de carácter económico y contractual, de las sanciones complementarias, que persiguen una finalidad disuasiva y con naturaleza ligada al poder de policía del Organismo de Control”.

En cambio, continúa el descargo de la distribuidora, ante una “interrupción del servicio, sólo corresponde la aplicación de las primeras; sin embargo, recurrió al régimen de las sanciones complementarias para otorgar una nueva bonificación a los usuarios”.

Para EDELAP, en suma, no se cometieron las infracciones imputadas, se violó el derecho a defensa y hubo un “exceso de punición” de parte del OCEBA, por lo cual plantea “la nulidad es absoluta y manifiesta” de lo actuado por OCEBA, “lo que configura el requisito de verosimilitud del derecho”.

Sin embargo, para la Jueza, los cargos están contemplados en el contrato, OCEBA “trató y dio respuestas” a todas las defensa de la compañía y no queda verificado el supuesto “exceso punitorio” , por lo cual desestimó el pedido.

También subrayó que “la multa es menos de la mitad del alegado”, que los gastos surgieron para “paliar su, en principio, falta de servicio” y que la sanción complementaria “no es un monto a pagar de una sola vez sino que es un crédito a cuenta de futuros consumos”, por lo cual desestimó el argumento en torno al “gravisimo perjuicio” económico que la sancón implica para la empresa.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión