Sociedad
NUEVOS HÁBITOS

Comer asado en cuarentena: ¿una odisea para el bolsillo?

De acuerdo a nuevos estudios que lleva a cabo el IPCVA, muchos argentinos “matan el tiempo” en la cocina para pasar la cuarentena. Y la carne es uno de los productos más elegidos.

Y un día hubo que entrar en cuarentena y empezó el dilema. De repente la gente se encontró con mucho tiempo en casa y tuvo que empezar a tomar decisiones sobre justamente ¿Cómo “matar” el tiempo?

Según un informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina, la mayoría de los argentinos “matan el tiempo” en la cocina para pasar los días de aislamiento social y obligatorio. Y la carne es uno de los productos más elegidos.

TE PUEDE INTERESAR

¿Qué hacen los argentinos en cuarentena?

En este marco, la carne vacuna aparece entre los alimentos con mayor potencialidad de ser recomendado por los argentinos en esta cuarentena, quienes destacan, entre sus atributos el hecho que les gusta a todos, el ser un alimento nutritivo y saludable y su sabor.       

Con respecto al atributo de aceptación general, compite fuerte con las pastas, la pizza y los fiambres. Con relación a su cualidad de saludable y nutritiva, los alimentos que asoman como competidores son las frutas y verduras, las legumbres y el pescado. En cuanto al sabor, disputa espacios con las pastas, la pizza, el cerdo y las patitas de pollo.

Las recetas más buscadas en cuarentena

Es sin duda una época de bolsillos complicados ya que el covid-19 ha acentuado los problemas económicos. Casi 7 de casa 10 de los compradores de carne han visto reducir su nivel de ingresos durante la cuarentena. De las personas que atraviesan esta situación, 84% se definen como compradores racionales y 16% se identifican como compradores más impulsivos, es decir que no reflexionan tanto su compra de carne.

Evolución de los precios de la carne vacuna en la zona metropolitana de Capital Federal y Gran Buenos Aires

Así como los bolsillos complicados promueven las mejores decisiones de compra en este escenario tan complejo, la vida hogareña y ese espíritu chef que todos tenemos adentro hacen que se busque una mayor eficiencia en la organización de las comidas del menú pandémico. Ello deriva en un consumidor que recicla más la comida, toma mejores decisiones en el consumo y que hace rendir más los alimentos.

Cambios en las conductas alimentarias en cuarentena

La mayoría del público está adoptando una conducta diferente y de hecho sólo un 18% de las respuestas manifiestan que no ha habido cambios en el comportamiento alimentario. Estos cambios son más marcados en las mujeres que en los hombres.

¿Romper la cuarentena en busca de carne vacuna?

¿Arriesgaría su salud y se expondría al contagio por el mejor bife? ¿Cuantas cuadras estaría dispuesto usted a ir más allá de lo permitido por el confinamiento para ir en busca de esas milanesas inimitables?. Antes que conteste, le contamos qué piensa y hace la mayoría.

En general la sociedad no se está moviendo más allá de lo permitido para ir a comprar carne. Casi 8 de cada 10 personas se mueve en un radio de hasta 10 cuadras de su casa, pero volviendo a las preguntas disparadoras, 3 de cada 100 personas han violado la cuarentena para poder seguir comprando su carne preferida. No es para aplaudir ni festejar, pero si para resaltar hasta dónde es capaz de expresarse la fidelidad hacia la carne en plena embestida del covid19.

En este escenario, donde la gente resuelve la compra de carne en las cercanías de su casa, casi 7 de cada personas de cada 10 sigue manteniendo su lugar de compra habitual de carne vacuna durante la cuarentena. Sin embargo, casi un 30 % de la gente ha tenido que cambiar el lugar donde solía comprar carne antes que el covid-19 apareciera en escena. Los mayores cambios en las conductas de compra se dan entre la gente que compra en el formato desúper e hipermercados, pasando a una compra de más proximidad.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión