Judiciales y Policiales Municipios
Impericia judicial

Piden una contraprueba de la pericia de alcoholemia retrospectiva que complicó a “El Pepo”

Hay polémica por el estudio que tiene que certificar si el cantante conducía borracho al momento del accidente en el que murieron dos personas el pasado 20 de julio en Dolores. La decisión de no sacarle sangre ni bien sucedió el siniestro será cuestionado en el juicio

La defensa del cantante Rubén Darío Castiñeiras “El Pepo", quien está acusado de doble homicidio culposo agravado tras protagonizar un accidente de tránsito en el que murieron dos personas, pedirá este lunes una contraprueba de la pericia de alcoholemia que detectó 1,02 gramos de alcohol por litro de sangre, el doble de lo permitido luego de un estudio toxicológico retrospectivo.

“A Pepo se le realizó una pericia toxicológica retrospectiva que calcula los gramos de alcohol que tenía a las 2 y 20 de la mañana cuando fue el accidente ya que las tomas de las muestras fueron a las 6 de la madrugada”, señaló el abogado Miguel Angel Pierri.

TE PUEDE INTERESAR

Según explicó el letrado, los peritos "tomaron la graduación que era de 0,491 que está dentro de lo permitido por la ley y realizaron una proyección que indica que el cantante tenía 1,02 en el momento que volcó la camioneta" a las dos del a madrugada del pasado 20 de julio en la ruta provincial 63, a la altura del partido bonaerense de Dolores.

Además, Pierri sostuvo que “si Pepo no tuviera un antecedente penal estaría excarcelado porque ahora estamos investigando un delito culposo”.

"El Pepo" se encuentra detenido en la Alcaidía 3 de Melchor Romero en la ciudad de La Plata.

“Es una barbaridad el tiempo que lleva preso”, señaló Pierri y cuestionó al juez de causa Cristian Gasquet por demorar el llamado a la audiencia que tratará el pedido de morigeración de la pena que, según el abogado, está retrasada porque todavía no se hizo la “revisión del expediente”.

Para Pierri nada de esto "tendría que modificar la morigeración de la pena".

El cantante está imputado por la muerte de su representante, Ignacio Abosaleh, y del trompetista Nicolás Carabajal, quienes viajaban en la camioneta Honda CRV junto a la corista Romina Candia, quien sufrió lesiones.

Se sabe que la demora en la toma de una muestra de sangre al cantante tras el accidente fue responsabilidad de la UFI en turno, por lo que esa prueba va a ser cuestionada en el juicio.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión