Política y Economía
El conflicto salarial

La urgencia de Vidal por acordar con los docentes en un año electoral

Con la oferta mejorada de hoy, la Gobernadora está en las puertas de cerrar la paritaria con los gremios y superar uno de los conflictos más tensos de su gestión.

Desde comienzos del 2018 la gobernadora, María Eugenia Vidal y su mesa chica se plantearon un objetivo claro: acordar los más antes posible con los docentes. El plan fue más que lógico, el conflicto docente afecta a una enorme parte de las familias bonaerenses y, en un año electoral –con una economía que no mejora- no era conveniente tener ese flanco abierto, como fue el método implementado en años anteriores.

Esta mañana, en la tercera reunión paritaria entre representantes del Frente de Unidad Docente (Suteba, FEB, Udocba, Amet y Sadop) y funcionarios de la Provincia, la administración bonaerense decidió “poner los tantos sobre la mesa” y hacer una oferta muy cercana a la que piden los maestros: 15,6 por ciento como recupero del 2018 (5 por ciento en abril y 10,6 por ciento en agosto), más aumento trimestral todo el año según la inflación que publique el INDEC durante todo el 2019.

TE PUEDE INTERESAR

De hecho, la primera oferta realizada en febrero -actualización del salario en base a la inflación durante todo 2019- no era mala para los docentes. El punto de discusión estuvo en la actualización que los gremios pedían por la “pérdida” de 2018, año que tiene el triste record  de ser la paritaria no cerrada en los últimos 15 años. Ese “desfasaje” estaría cubierto en ese 15,6 por ciento.

Cabe recordar, que los destellos de tensión hicieron que las clases no comiencen el 6 de marzo como estipulada el calendario escolar. Los docentes ejecutaron un paro de 72 horas. El fin de semana que pasó, las bases bases aprobaron la implementación de otro paro de 48 horas y el Frente de Unidad Docente le dio un ultimátum a Provincia: si no convocaba a una nueva paritaria el lunes (25 de marzo), le ponían fecha al paro.

En una milimétrica jugada sobre el tablero, Vidal esperó al mismo lunes para plasmar la convocatoria y este miércoles poner sobre la mesa la nueva oferta. Los gremios calificaron de “oferta mejorada” la propuesta y lo analizarán con sus bases para dar respuesta. El clima es óptimo y hay grandes chances de que el fin de semana la Provincia tenga una paritaria acordada y cerrada.

El contar con una paritaria docente acordada será capitalizada por Vidal como un “gran triunfo”. De hecho, este 2019, cambió el discurso de confrontación con los gremios. Incluso, en su discurso de Apertura de Sesiones, no dudó en pedir “perdón” a los docentes. "Quiero pedirles perdón si en algún momento sintieron si nos equivocamos", dijo.

Atrás parece haber quedado la estrategia de ir a fondo contra los gremios docentes y usar la vieja táctica de polarizar con el titular de Suteba, Roberto Baradel. El “que digan si son kirchneristas” de Vidal, lanzado en pleno conflicto salarial el 2017, año electoral legislativo, quedará como la postal de otra impronta sobre el escenario. Es que en los despachos de Gobernación, más allá de la negatividad que Mauricio Macri traslada a la intención de voto de Vidal, las encuestas y los focus group muestran que desde el 2017 para adelante, la baja en la imagen positiva de la Gobernadora se dio por este conflicto. De hecho, los consultores serios, recuerdan que los docentes es un sector que mayoritariamente acompañó con su voto a Vidal en el 2015 y, con menos cantidad, el 2017. El dato no es menor, en la Provincia hay 13 millones de electores, cerca de 280 mil docentes, los cuales representan casi 3 puntos en el padrón. El 2019, año donde la Gobernadora pretende la reelección en la Provincia el objetivo es “reconquistar” los votantes de Cambiemos: varios docentes lo son.

Juan Alfaro (ALFA) @alfajuan

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión