Sociedad
ORGULLO ARGENTINO

Ana María Stelman, la docente entre los 50 mejores del mundo

Ana María enseña en el barrio hipódromo de La Plata. La docente quedó seleccionada entre los 50 finalistas del Global Teacher Prize.

Los Global Teacher Prize tienen a una docente bonaerense entre sus 50 finalistas. Se trata de Ana María Stelman, quien da clases en la escuela primaria N°7 del barrio Hipódromo de La Plata y fue seleccionada entre más de 8.000 postulaciones y nominaciones de 121 países.

"A través de la empatía, la escucha y la comprensión, desarrolla proyectos y trata de implicar a sus familias en la educación de sus hijos", destacan desde la Fundación Varkey, que impulsa junto a la Unesco este famoso premio internacional para reconocer la labor de los mejores educadores del mundo.

TE PUEDE INTERESAR

"Para mí esta distinción es tener la posibilidad de representar, con todo lo que yo fui haciendo a lo largo de mi carrera, a todos mis maestros, mis profesores, que me fueron enseñando a ser mejor maestra", sostiene la mujer en diálogo con INFOCIELO luego de conocerse la selección.

"Estoy muy emocionada y muy orgullosa de poder representar también a mi ciudad, a mi escuela y a mis alumnos", agrega.

docente estudiantes premio.jpg
La docente de La Plata apela a la creatividad y la innovación en sus clases (Foto: Facebook)

La docente de La Plata apela a la creatividad y la innovación en sus clases (Foto: Facebook)

Tal como describen desde la fundación, Ana María utiliza la innovación y la creatividad para mostrarles a los estudiantes las maravillas del mundo, "a menudo con cualquier tecnología que tenga a mano".

Fue así como hasta llegó a organizar videollamadas con personas en diferentes puntos del planeta y escuelas a miles de kilómetros de distancia, "alimentando una profunda comprensión entre sus alumnos de temas como el medio ambiente y la astronomía, lo que ayuda a muchos de ellos a destacar en los concursos de las ferias de ciencias".

Para la maestra, el mayor desafío a la hora de educar es "tener la suficiente capacidad para detectar, observar, ver a los chicos y tratar de entender cuáles son sus inquietudes, necesidades y poder aportarle algún tipo de material, respuesta, incentivo, estímulo, para que ellos se puedan desarrollar plenamente y encontrar las respuestas que necesitan".

¿Cómo lo hace? A partir de diferentes propuestas y proyectos. "A veces los llevo adelante sola, otra veces busco ayuda de profesionales, compañeros de la escuela, o las propias familias", explica en comunicación con este portal. Y agrega: "El desafío es tener empatía y estar abierto a querer enseñar y aprender, buscado la felicidad".

"Nunca me imaginé en otra profesión"

Ana María quería enseñar "desde que tiene uso de razón". Cuando era chica, se ponía en el papel de sus docentes y sabía que quería ocupar ese lugar al crecer.

"Nunca me imaginé en otra profesión, siempre admiré a mis maestras. Cuando me enseñaban, me llamaba la atención cómo hacían para que entendiéramos las cosas, cómo se ocupaban. Todas mis maestras me dejaron algún tip que yo trato de multiplicar", manifiesta.

Para ella, lo más importante que tiene que tener quien ejerce la profesión es "empatía, apertura, sensibilidad, y la capacidad de escuchar, sentir, ponerse en el lugar del otro para poder ayudarlo y enseñar".

Por eso, más allá del contenido que desarrolla a través de cada actividad, la platense busca que los estudiantes "se motiven para querer estar en la escuela, quieran aprender, se interesen por las novedades, tengan ganas de indagar, de preguntar, de cuestionarse".

Global Teacher Prize

El Global Teacher Prize fue creado para "reconocer el sobresaliente aporte a la profesión del docente más destacado del año y para subrayar la importancia de su rol en la sociedad".

"Al dar a conocer miles de historias de héroes cotidianos que transforman la vida de los jóvenes, este premio tiene como objetivo destacar la ejemplar tarea de millones de educadores en todo el mundo", sostienen sus impulsores.

En su séptima edición, el premio entrega un millón de dólares al ganador.

Gisela Gómez, otra argentina distinguida

Gisela Gómez, del Instituto Provincial de Educación Técnica (IPET) Nº 85 de General Paz (Córdoba), fue la otra argentina elegida como finalista.

Durante la última década, la docente ayudó a sus estudiantes a desarrollar proyectos científicos innovadores para resolver los problemas de la comunidad. Por ejemplo, crearon dulces ricos en proteínas hechos de nopal y caramelos fortificados con vitaminas C y E.

Además, cuando se enteraron de que uno de los profesores de la escuela era celíaco, desarrollaron mezclas preparadas para hornear sin gluten y en 2015 tomaron muestras de tanques de agua, las analizaron para verificar la presencia de Escherichia Coli y emprendieron una campaña de sanitización que les valió un premio en la Feria Nacional de Ciencia.

Global Student Prize 2021

Este año, Fundación Varkey lanzó un nuevo premio hermano: el Global Student Prize 2021, que destaca estudiantes en función de su rendimiento académico, el impacto en sus compañeros, su creatividad e innovación y otros criterios.

Esta iniciativa también tiene a dos argentinos en su top 50. Lisandro Acuña, de Buenos Aires, y Mario Sánchez, de General Mosconi (Salta), quedaron seleccionados entre más de 3.500 chicos de 94 países.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión