Sociedad
Experiencias de discriminación

¿Qué te pasó en un probador? Anécdotas dolorosas en todos los talles

El debate por la Ley de Talles volvió a las redes. Repasá un hilo con anécdotas sobre la discriminación que vivieron muchas personas adentro de los probadores cuando fueron a comprarse ropa y no encontraron talle.

“Cuéntenme anécdotas nefastas que les hayan pasado en probadores de marcas de ropa. El que no exista tu talle, las miradas con asco de una vendedora diciendo ‘para vos no hay’, llorar en silencio en un probador”. Así comienza el hilo de Twitter que dejó en evidencia cuánto sufre una gran cantidad de la población argentina a la hora de comprar ropa.

Algunos hombres y demasiadas mujeres que, desde hace décadas, sufren adentro de los probadores las consecuencias de un mercado de la moda que construye estereotipos de “cuerpos perfectosque no representan la diversidad de talles y formas que tienen los cuerpos que entran a los locales.

TE PUEDE INTERESAR

Es que en Argentina, la Ley de Talles que fue sancionada en noviembre del año pasado, aún no entró en plena vigencia ya que para eso se requiere la realización de un estudio antropométrico  que permitirá establecer un sistema de designación de talles propio de la población de esta región: un método llamado SUNTI (Sistema Único Normalizado de Talles de Indumentaria), elaborado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

El proyecto de ley fue aprobado sin votos en contra en el Senado  y busca crear una tabla única de tallas con un respaldo antropométrico que se actualizará cada 10 años para garantizar la no discriminación en los comercios y que toda la población mayor de 12 años pueda acceder a la vestimenta que desee sin tener que enfrentar obstáculos por “un problema de tamaños”.

El relevamiento, que contaba con un plazo de un año para estar terminado, aún está en marcha y requiere de 12 mil a 15 mil muestras de personas de entre 12 y 65 años, provenientes de las cinco regiones representativas del país (NEA, NOA, Centro, Cuyo y Patagonia).

Se calcula que, aproximadamente, se tomarán 3 mil muestras por sector para recabar la información que permita establecer la forma y las dimensiones del cuerpo de la población según sexo,  grupo etario y proveniencia.

Estas medidas corporales estandarizadas se obtienen mediante un escáner corporal 3D: el equipo utilizado muestra una imagen tridimensional completa del cuerpo y toma a través de sensores infrarrojos entre 300 y 400 medidas. Cuando se aprobó la ley ya se había avanzado con más de la mitad del estudio, y se espera que para noviembre de este año esté finalizado y la ley finalmente pueda ser aplicada.

Pero el problema de los talles irreales y la discriminación se complejiza para las mujeres cuando además hay que sumarle la exigencia del amor propio: un mandato que, bajo un disfraz amoroso y feminista, les dice que deben quererse tal y como son, porque esa es la manera de salir victoriosas frente a la cultura del machismo.

 

Tres paredes y una cortina

 

Un espejo que muestra todos los detalles, una luz que no disimula nada. Tres paredes y una cortina que, con mucha suerte, llega a los extremos y no deja que se vea desde afuera el cuerpo semi desnudo de una mujer que intenta entrar en una prenda de vestir. Afuera, la presión de una empleada que insiste con un arsenal de frases poco felices y lugares comunes ("¿Cómo fue, negri/gordi?").

Las redes sociales, en los últimos años, se han convertido en un lugar donde confluyen experiencias y relatos de todo tipo, muchas veces como respuesta a un interrogante que abre un hilo en donde miles de usuarios cuentan situaciones que atravesaron.

La problemática de los talles únicos vs los cuerpos reales aparece cada tanto y deja anécdotas que nunca terminan de sorprender: vivencias dolorosas de personas -en su mayoría mujeres- con cuerpos más grandes que los que entran en los talles de las grandes marcas, que crecieron escuchando “para vos no hay”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión