Política y Economía
Tras el fallo por "travesticidio"

El día que Dujovne llamó “trava” a Sacayán y se burló de su apellido

El ahora ministro de Hacienda había discriminado a la dirigente trans en 2012, tras llamarla “trans” y burlarse de su apellido. Hoy el fallo consideró que el crimen de Sacayán fue un “travesticidio”.

El fallo que condenó a perpetua hoy lunes al asesino de Diana Sacayán marcó un antes y un después en la justicia, al considerar la figura de “travesticidio” por primera vez en la historia jurídica de nuestro país.

La referenta trans había sido respetada por gran parte del arco de Derechos Humanos y también de la política, luego de que Sacayán sea elegida como Defensora del Pueblo y estuviera ideológicamente cercana al gobierno kirchnerista.

TE PUEDE INTERESAR

Sin embargo, no todos festejaban el ascenso de la diversidad de género en la política. En 2012, el ahora ministro de Economía, Nicolás Dujovne –por entonces un activo twittero contra el gobierno-,  había tratado a Sacayán de “trava” y se había burlado de su apellido mediante un twett.

“Hay un trava en 678 que se llama Sacayan. No se me ocurre el chiste, pero es un poco gracioso. Que no nos secuestren los chistes fáciles”, escribió.

El mensaje no pasó desapercibido, pero es aún más repudiado en la actualidad, ya que esa misma persona terminó conduciendo los destinos económicos de un país.

Para peor, Dujovne se reía de una persona que peleaba por trabajo, una necesidad que ahora lo responsabiliza al frente del ministerio de Hacienda y Finanzas, en un contexto de fuerte ajuste y falta de puestos laborales.

Tras su asesinato, el escrito de Dujovne fue una pequeña prueba de cómo la discriminación y el odio alimentan la violencia que finalmente termina en la muerte de las personas trans. El fallo histórico de este lunes 18, lo confirma, al considerar que se trató de un “travesticidio”.

Diana Sacayán tenía una intensa militancia en pos de los derechos de las mujeres trans, en especial su acceso al trabajo.

Nacida y criada en Tucumán, pasó los años más duros de la dictadura siendo tan solo una niña y sufrió las secuelas de esa época oscura justo en el momento en que se comenzaba a considerar una mujer trans.

Posteriormente, reivindicó su identidad de género y fue una de las líderes de un sector que fue organizándose y ganando derechos.

Prueba de esto fue la histórica conquista de la ley de cupo laboral trans que ella misma redactó y presentó en tres oportunidades en la legislatura bonaerense. Finalmente, fue aprobado el 17 de septiembre de 2015, a menos de un mes de su asesinato.

La ley provincial, ahora proyectada para ser expandida a nivel nacional,  establece que el 1% de la planta laboral de los municipios deben estar reservados para “personas travestis, transexuales y transgénero que reúnan las condiciones de idoneidad para el cargo”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión