Sociedad
LA PLATA

El INADI intervino en el caso de la joven con discapacidad discriminada en un bar platense

Desde el INADI se informó que intervino en el caso de Martina Sierra, la joven con discapacidad que sufrió discriminación en Bye Henry, en diciembre del 2021.

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) informó que ya intervino en el caso de Martina Sierra, la joven con discapacidad que sufrió discriminación en el bar platense Bye Henry, en diciembre del 2021.

Con el objetivo de contribuir al desarrollo de políticas públicas que promuevan la autonomía, la igualdad de oportunidades, la accesibilidad y la participación efectiva de las personas con discapacidad en todos los ámbitos sociales, el INADI va a realizar un taller de practicas antidiscrimnatorias con el personal de Bye Henry, el bar de la Ciudad de La Plata.

TE PUEDE INTERESAR

¿Cuál fue el hecho de discriminación ocurrido en el bar platense?

El caso tomado por el INADI es el de Martina Sierra, una joven usuaria de silla de ruedas, a quien le impidieron ingresar a un bar en el centro de la ciudad de La Plata por su discapacidad. El hecho ocurrió el sábado 18 de diciembre, cuando Martina intentó ingresar al bar ubicado en calle 44 N°1114 para festejar un cumpleaños.

Al llegar, pidió mesa para cinco personas y la empleada de la entrada le dijo que no había lugar. Luego de unos minutos, una amiga de la joven se acercó a hacer la misma pregunta y le respondieron que había una mesa en el fondo pero que la silla de ruedas no pasaba por el espacio que quedaba libre.

martina-sierra-discriminacion-bar-platense.webp
Desde el INADI se informó que intervino en el caso de Martina Sierra, la joven con discapacidad que sufrió discriminación en Bye Henry, en diciembre del 2021.

Desde el INADI se informó que intervino en el caso de Martina Sierra, la joven con discapacidad que sufrió discriminación en Bye Henry, en diciembre del 2021.

La amiga decide ingresar al bar platense para ver si le estaban diciendo la verdad y vio que efectivamente la silla entraba. Al decirle eso, la empleada le manifestó: "no puedo decirle a la gente que arrime su silla porque el dueño dice que es de mala educación".

A lo que dice la mujer, otro empleado agrega "el bar después se hace boliche y con la silla es un lio". Las razones por parte del personal del lugar fueron poco claras o contradictorias. Así, la injusta situación de discriminación vivida por Martina la motivó a realizar una denuncia, en principio por redes sociales. Allí contó todo lo que había ocurrido.

"Ya es bastante insoportable cada vez que quiero salir tener que andar preguntando si el lugar está adaptado para que, encima una persona X decida si podes entrar o no a un lugar. Somos muy abiertos para los temas populares y para otros muy ignorantes", escribió la joven con discapacidad en su cuenta de Instagram.

Además agregó: "con esto quiero que se sepa como es la realidad para algunos, que por más que pongamos toda la onda para hacer una vida "normal" existe "gente" (si se lo puede llamar así) que te arruina el día. La persona no es la discapacitada, la sociedad es la que discapacita". Luego del descargo en donde contó el hecho de discriminación vivido, Martina hizo la denuncia ante el INADI.

foto-martina-joven-bar-discriminacion-la-plata.jpg
La injusta situación de discriminación vivida por Martina la motivó a realizar una denuncia, en principio, por redes sociales. Parte del mensaje de la joven en Instagram.

La injusta situación de discriminación vivida por Martina la motivó a realizar una denuncia, en principio, por redes sociales. Parte del mensaje de la joven en Instagram.

¿Qué dice el INADI al respecto?

Karina Vitaller delegada del INADI en La Plata, expresó a través de un comunicado que "cada vez que se dan hechos de discriminación hacia personas con discapacidad, según el informe nacional de sistematización de las denuncias del año 2020, que abarcan las denuncias realizadas en el INADI entre los años 2008 y 2019, el pretexto de la discapacidad es el que mayor cantidad de denuncias ha tenido (20,2 %), tanto en mujeres como varones”.

Asimismo, informaron que los lugares, tanto públicos como privados, deben ser diseñados para que puedan ser utilizados de manera conjunta por todas las personas atendiendo a sus diversidades corporales y funcionales. "A esto se denomina diseño universal, que contempla poder llegar, usar y transitar los servicios, objetos y entornos en todas las etapas de la vida, teniendo en cuenta a personas con discapacidad, adultas/ os mayores, familias con cochecitos de niños/as", agregaron.

En Argentina, existe una normativa, vinculada a la inclusión y accesibilidad de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de las ciudades, que se basa en la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. "Sin embargo, aún falta legislar sobre la obligatoriedad de la infraestructura y las herramientas indispensables para garantizar los derechos de las personas con discapacidad", expresan en el comunicado.

foto-martina-joven-bar-discriminacion-la-plata-.jpg
Desde el bar platense se comprometieron a realizar una capacitación brindada por el equipo del INADI para todo el equipo de Bye Henry.

Desde el bar platense se comprometieron a realizar una capacitación brindada por el equipo del INADI para todo el equipo de Bye Henry.

Vitaller, además, dijo que “al diseñar los espacios, sin barreras físicas y de comunicación, y por consecuencia menos discriminatorios, prevalece el concepto de accesibilidad como una cualidad necesaria para que las personas con discapacidad puedan acceder y disfrutar, en igualdad de oportunidades, de todo lo que allí se ofrece", mientras que incentivan a que esto se cumpla, junto a una mayor conciencia por parte del personal de los lugares que reciben gente.

La delegación de INADI de La Plata se comunicó con Federico Reppetti, socio gerente de local Bye Henry, quien según comunicaron manifestó "ponerse a disposición de lo que sea necesario para reparar de alguna forma el mal momento que pasó Martina Sierra en su local, situación que entiende tuvo que ver con una mala administración del personal, pero que no supuso un acto discriminador".

Asimismo, desde el bar platense se comprometieron a realizar una capacitación brindada por el equipo del INADI para todo el equipo de Bye Henry, con el fin de generar un ámbito inclusivo y que estas prácticas no vuelvan a repetirse.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión