Política y Economía
PROVINCIA

Un Diputado pidió que los alumnos puedan tomar "infusiones calientes"

El diputado Pablo Garate presentó un proyecto para que los alumnos que asistan a las clases presenciales puedan contrarrestar el frío con infusiones

Tras el regreso a la presencialidad en las aulas, el diputado provincial del Frente Renovador, Pablo Garate, presentó un proyecto para darle infusiones calientes a las y los estudiantes durante el desarrollo de las clases y contrarrestar el frío: “De esta forma podrían mitigarse los efectos del frio, y evitar que puedan derivar en consecuencias para la salud de alumnos, alumnas y docentes”

El proyecto del diputado sugiere la implementación rápida de un protocolo por parte del Ministerio de Educación de la provincia de Buenos Aires que permita y garantice mantener los cuidados permanentes para poder llevar adelante la propuesta.

TE PUEDE INTERESAR

La propuesta del presidente de la Comisión de Educación se presenta como una alternativa para que los estudiantes “puedan contrarrestar los efectos del frío” durante el transcurso de las clases ya que por motivos epidemiológicos, las aulas deben estar ventiladas en forma permanente.

“El protocolo de presencialidad en las aulas del COVID-19 establece que el desarrollo de las clases debe realizarse de manera tal que los salones se encuentren permanentemente ventilados, situación que expone a los alumnos y alumnas a las bajas temperaturas propias de la temporada invernal”, expresó Garate.

Pablo-Garate.jpg

Y agregó: “Por tal motivo es que presentamos esta iniciativa con el objetivo de brindar a todos los alumnos y alumnas una alternativa para sobrellevar las bajas temperaturas”.

Además, el proyecto sugiere la implementación rápida de un protocolo por parte del Ministerio de Educación, que permita y garantice mantener los cuidados permanentes para poder llevar adelante la propuesta.

“En función de ello, considero que de posibilitarse a los mismos contar con una provisión permanente de infusiones calientes a su disposición, podrían acceder a través de utensilios llevados por ellos mismos desde sus casas y de uso personal“, señaló Garate.

Y concluyó: “De esta forma podrían mitigarse los efectos del frio, y evitar que puedan derivar en consecuencias para la salud de alumnos, alumnas y docentes”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión