Sociedad
POLÉMICA

Dióxido de Cloro: el abogado del paciente no descartó ninguna hipótesis

Martín Sarubbi, el abogado del paciente que falleció luego de que le suministraran dióxido de cloro, habló sobre las posibles causas de su muerte.

Oscar García Rua de 93 años falleció el 11 de Enero en el sanatorio Otamendi luego de que su médico, Dante Converti, a instancias del juez Javier Pico Terrero, le suministrara dióxido de cloro para tratarlo por el Covid. Este miércoles en comunicación con La Cielo, el abogado de la familia del paciente fallecido habló sobre el caso y no descartó ninguna teoría sobre la causal de fallecimiento de García Rua.

"Nosotros lo que planteamos es por un lado que la justicia determine cuáles fueron efectivamente las causales del fallecimiento. Y en este respecto no nos cerramos a ninguna hipótesis" comenzó relatando Sarubbi.

TE PUEDE INTERESAR

Lejos de apuntar contra el suministro de dióxido de cloro, Martín Sarubbi no descartó que la muerte de García Rua podría bien haberse provocado por el retardo en la aplicación de dicha sustancia. "No descartamos ninguna por lo cual la justicia por medio de la realización de una operación de autopsia del secuestro de la historia clínica del allanamiento en el sanatorio que estamos realizando, tendrá que determinar, junta médica mediante, cuales fueron esas razones. Pudo haber sido el tratamiento indicado por el doctor Dante Converti, pudo haber sido el retardo en el comienzo de ese tratamiento o también la extracción de la sonda nasogástrica".

Martin Sarubbi

Sarubbi incluye una tercera posibilidad que hasta el momento no se barajaba en la causa y que tiene que ver con la extracción de la sonda nasogástrica, algo que había provocado un recurso de amparo para que se retrotrajera esa decisión del sanatorio Otamendi.

Finalmente ante el cuestionamiento sobre la utilización del dióxido de cloro, el abogado de García Rúa comentó que es un tratamiento que no está prohibido y que ellos como defensa no descartan ninguna práctica médica, "Esa valoración deberá hacerla la justicia, no está autorizado, pero no está prohibido, lo otro es que había una orden judicial y habiendo una orden judicial el cuerpo médico no le quedaba otra opción que cumplirla".

Vale recordar que La ANMAT, fue tajante sobre el caso: “Debido a la circulación de información en redes sociales y medios digitales relacionados a la utilización de dióxido de cloro para el tratamiento de COVID-19 u otras enfermedades, se recuerda que el producto mencionado no cuenta con estudios que demuestren su eficacia y no posee autorización alguna por parte de este organismo para su comercialización y uso”.

Martin Sarubbi

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión