Deschamps, junto a Zagallo y Beckenbauer