Tendencias Sociedad
¡NO TE LO PODÉS PERDER!

Día de la Música: 5 momentos insólitos en recitales

En el Día de la Música, INFOCIELO te trae estos 5 momentos insólitos y divertidos de distintos recitales argentinos.

Desde 1953, cada 22 de noviembre se celebra el Día de la Música como una forma de darle su reconocimiento a quienes practican esta forma artística. En este día, INFOCIELO te propone recordar con humor 5 momentos insólitos que se vivieron arriba de los escenarios argentinos.

La lista empieza con Miguel Mateos, que en 1987 se presentaba en la provincia de Córdoba en el marco del Festival de la Falda, que podría considerarse como el antecesor del Cosquín Rock. El autor de éxitos del rock nacional como "Tira para arriba" y "Obsesión" llegaba al Festival Argentino de Música Contemporánea, ilusionado con la idea de ofrecer un gran show a los cordobeses, aunque el bueno de Miguel se llevaría ese día una ingrata sorpresa: un grupo de espectadores empezaron a revolearle naranjas y choclos en pleno concierto.

TE PUEDE INTERESAR

Miguel Mateos - La Falda 87 - Lo cagan a choclazos - Aparece un tipo con una navaja

A los pocos segundos de empezar a tocar "Mensajes en la radio", Miguel Mateos pidió a los músicos que dejaran de tocar y explotó contra el grupo de personas que habían concurrido al show y estaban generando disturbios. "Se van a la puta que los parió. El que está tirando eso se va a la puta que lo parió. Tendrían que sacarlo entre todos y meterlo en cana. Estuvo todo el tiempo tratando de cagar el concierto de todos los grupos, y que hicieron que los grupos cordobeses no pudieran tocar", disparó el músico completamente irritado.

El incidente no frenaría al cantante que, después de descargar su bronca por la situación retomó el show diciendo: "One, two, three, Mensajes en la radio". Lo que se ve después en el video de archivo que dejo registro de ese momento, pareciera sacado de una película de humor absurdo: mientras suena la canción, las cámaras y uno de los focos de iluminación del espectáculo siguen a una persona del público, un gaucho con boina y una navaja o cuchilla en la mano intenta desafiar a alguien a pelear, mientras otros le arrojan objetos.

El Festival de La Falda 1987 quedaría en la historia y no precisamente por la actuación de los músicos arriba del escenario, sino por el público, que no se mostraba muy dócil, y el propio Charly García, uno de los máximos exponentes de la música nacional, corrió la misma suerte que su colega.

En el video se puede ver a un Charly muy enérgico y descontrolado que, ante el maltrato del público, terminó insultando a los cordobeses y soltando una de sus frases disparatadas antes de empezar una caótica versión de "No voy en tren, voy en avión": "Chau. Escupan mucho pero no tiren nada, no me maten acá porque prefiero morir en Hollywood".

Charly García - La Falda ´87 Córdoba

Con gente del público invadiendo el escenario, Charly cambiando de guitarra y afinándola en medio de la canción y objetos que volaban por el aire; esa edición del Festival de La Falda fue la última que se realizó.

También en Córdoba, pero en 1999 y en "Telemanías", un programa de televisión orientado al público juvenil de esa provincia, hacía su presentación estelar Turf, la banda liderada por Joaquín Levinton, que estaba disgustado porque les habían dicho que debían hacer playback y no podrían tocar en vivo.

Conductor de TV echa a grupo Turf en vivo

En el video se lo ve a Levinton jugando con el micrófono, revoleándolo del cable como si se tratara de una soga hasta que la música se frena de repente y se acerca el conductor del programa, que echa a los integrantes del grupo, pidiendo "que se manden ya mismo a mudar de este escenario".

El que no aceptó hacer playback fue Pablito Lescano, el máximo referente de la cumbia villera, que quiso hacer su participación en el programa Pasión de Sábado tocando en vivo, aunque esa decisión le terminó jugando una mala pasada cuando se confundió una y otra vez la rima que tenía pensada para introducir la canción "La negra soledad", con su banda Damas Gratis.

Tras dos intentos fallidos, por fin conectó la frase: "En una noche llena de estrellas...venía por Pavón, llegué a Pasión y tocaba Damas gratis, ahí bailaba la negra Soledad".

El mensaje 100% honesto de Pablo Lescano para todos los que hacen playback

Por último, uno de los momentos más insólitos que se vivieron en recitales de bandas argentinas tiene como protagonista a Kapanga y a su vocalista "El Mono" Martín Fabio, que en el Quilmes Rock 2003 que se desarrollaba en el estadio de River.

En esa edición, que fue la primera del festival que convocaba tanto a artistas argentinos como así también de otras nacionalidades, estaba programado que el grupo de heavy metal, Metallica, se presentaría para cerrar el Quilmes Rock, aunque la fecha fue cancelada debido al "agotamiento físico y mental de sus integrantes".

El Mono se puso del lado de los seguidores de la banda estadounidense que ya habían comprado la entrada para verlos en vivo y se llevaron una gran desilusión al enterarse de la noticia, por lo que Kapanga les ofreció una versión de unos segundos de la canción "Enter the sandman", uno de los temas más emblemáticos del conjunto surgido en Los Angeles.

Kapanga - Metallica La Re Conch@ de Tu Madre!!! (Quilmes Rock 2003)

"Hay 50 mil razones y un montón de intereses más", empezó diciendo el líder de Kapanga antes de que empezaran a sonar los primeros acordes de la canción, tratando de dar a entender cuáles eran los motivos por los cuales se ausentaba la banda. Luego le dedicó un saludo no muy amistoso a los integrantes de Metallica.

¿Por qué se celebra el 22 de noviembre el Día de la Música?

La fecha fue elegida en homenaje a su patrona Santa Cecilia.

A fines del siglo segundo después de Cristo, cuando la religión católica aún no era aceptada en el Imperio Romano, una joven devota llamada Cecilia fue obligada por sus padres a casarse con otro joven de la misma sociedad patricia: Valeriano. Al poco tiempo, luego de ser respectivamente instruido y bautizado por el Papa Urbano, el flamante esposo adoptó la religión de su mujer.

Una vez converso, junto a su hermano Tiburcio, se encomendaron a la labor prohibida de sepultar cadáveres cristianos. El hecho trajo consecuencias: los hermanos fueron arrestados y obligados a enunciar que solo adoraban a Júpiter. Esto nunca sucedió, y ante la negativa fueron torturados y condenados a muerte.

Luego le llegó el turno a Cecilia: fue arrestada y obligada a renunciar a la religión de Cristo. Sin embargo, al declarar que prefería la muerte antes que renegar de la verdadera Fe, la joven fue trasladada hasta a un horno caliente para que la sofocación y los gases terminaran de ablandarla. Pero esto tampoco sucedió. A pesar del martirio, Cecilia cantó alabanzas a Dios y fue condenada a muerte. El 22 de noviembre del año 230, el alcalde romano Almaquio ordenó que le cortaran la cabeza. Y así fue.

Pero los tiempos cambiaron. Como es sabido, la religión católica comenzó a ser tolerada tras el Edicto de Milán, firmado por Constantino I el Grande en 313, y luego declarado culto oficial en el 380, por pedido de Teodosio I y a través del Edicto de Tesalónica.

Finalmente, en 1594, el Papa Gregorio XIII nombró a Cecilia como patrona de todos los músicos y los homenajes no tardaron en aparecer. Desde entonces, y de distintas maneras, todos los 22 de noviembre se celebra el día de la música.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión