Política y Economía
MARCHA Y CELEBRACIÓN

Día de la Militancia: ¿por qué se celebra hoy, 17 de noviembre?

Cada 17 de noviembre, dirigentes, militantes y organizaciones celebran el Día de la Militancia al cumplirse, hoy, 49 años del retorno de Juan Domingo Perón.

Cada 17 de noviembre se celebra el Día de la Militancia porque ese día, pero de 1972, el general Juan Domingo Perón volvió a la Argentina tras 18 años de exilio después del golpe de Estado recordado como la "Revolución Libertadora", que irrumpió su ejercicio que fue reelecto tres años antes de aquel septiembre de 1955.

En efecto, el peronismo recuerda el 17 de noviembre el Día de la Militancia como un símbolo de la resistencia en los casi 20 años donde el movimiento y las organizaciones fue proscripto. Por entonces, desde la dictadura que bombardeó la Plaza de Mayo y luego ocupó el poder, se impusieron represiones absolutas a los símbolos, menciones y representaciones que aludieran al expresidente.

TE PUEDE INTERESAR

17 de Noviembre 1972 - Regreso del Gral. Peron

En esa jornada, que dio paso al Día de la Militancia, los acontecimientos reflejaron el arribo mediante un avión proveniente de Roma, por intermedio del cual Juan Domingo Perón aterrizó a las 11.20 en Ezeiza.

En el vuelo DC-8 de Alitalia viajaban 154 hombres y mujeres, entre ellos, 22 presidentes provinciales del Partido Justicialista y del distrito capital, miembros retirados de las Fuerzas Armadas, de la Confederación General del Trabajo, las 62 Organizaciones, empresarios, ex funcionarios y legisladores, científicos y artistas, que acompañaban al líder de los trabajadores en su regreso.

Tras arribar al país, Juan Domingo Perón fue retenido en el Hotel de Ezeiza hasta la madrugada del día siguiente, cuando decidieron liberarlo y pudo dirigirse a la casa de la calle Gaspar Campos, en Vicente López.

Por entonces, el presidente de facto, Alejandro Lanusse, dijo: "No voy a admitir que corran más a ningún argentino diciendo que Perón no viene porque no puede. Permitiré que digan: porque no quiere; pero en mi fuero íntimo diré: porque no le da el cuero para venir".

Ya el 15 de agosto del año citado, desde Madrid, el delegado personal de Juan Domingo Perón, Héctor Cámpora, anunció que él volvería a la Argentina antes de fines de 1972.

Luego, el 7 de noviembre, Juan Domingo Perón dijo a través de una solicitada: "A pesar de mis años, un mandato interior de mi conciencia me impulsa a tomar la decisión de volver, con la mejor buena voluntad, sin rencores que en mi no han sido habituales y con la firme decisión de servir, si ello es posible". "Tratemos de arreglar nuestros pleitos en familia porque si no, serán los de afuera los beneficiarios", aconsejó al PJ.

Para el 15 de noviembre, desde Roma, Juan Domingo Perón envió un mensaje en un carta dirigida a todo el pueblo peronista: "Como en los viejos tiempos, quiero pedir a todos los compañeros de antes y de ahora, que dando el mejor ejemplo de cordura y madurez política, nos mantengamos todos dentro del mayor orden y tranquilidad. Mi misión es de paz y no de guerra".

En tanto, un día antes, el 16 de noviembre, el gobierno de Lanusse tomó medidas extremas de seguridad rodeando el aeropuerto Ezeiza con fuerzas militares para evitar que los militantes se acercaran a recibir a Perón, pero a pesar de ello miles de peronistas se lanzaron a las calles bajo una fuerte llovizna y algunos lograron cruzar el Río Matanza.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión