Política y Economía
LEGISLATURA

Reuniones a contrarreloj entre el Gobierno y la oposición para destrabar el endeudamiento

Ambas cámaras legislativas están convocadas para sesionar esta tarde, pero el acuerdo no está cerrado. Qué reclama la oposición.

Representantes del Gobierno provincial y de Juntos por el Cambio encabezan reuniones febriles desde las primeras horas de hoy para destrabar el proyecto de Ley que autoriza a la administración de Axel Kicillof a tomar deuda por 500 millones de dólares y 28 mil millones de pesos. 

Se trata del mismo proyecto que no se pudo tratar la semana pasada, entre chicanas cruzadas a ambos lados de la grieta. Ayer, INFOCIELO adelantó los pedidos de Juntos por el Cambio. Lo más fuerte es que se habilite un fondo de infraestructura de 2 mil millones de pesos para municipios, y otro de 3 mil pesos para afrontar la pandemia.

Bien temprano, en el Ejecutivo platense estuvieron Julio Garro, el alcalde anfitrión, Miguel Fernández, jefe comunal de Trenque Lauquen y titular de foro de intendentes radicales, Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y el diputado opositor Daniel Lipovetzky. 

Tras ese cónclave, los intendentes y Lipovetzky junto a los jefes parlamentarios opositores, el diputado Maxi Abad y el senador Roberto Costa, partieron hasta el despacho de Pablo López, el ministro de Hacienda y Finanzas de Kicillof, con quien ultimaron detalles del proyecto final que debe ser ahora visado por distintos estamentos. 

La idea es dejar todo acordado y luego avanzar en el trámite legislativo que comenzará con todo acordado, la Cámara de Diputados está convocada para sesionar a las 15:00 pero ya se pidió una prorroga sin hora, y se convocaron reuniones de bloques para las 17. Por allí ingresará la propuesta. Más tarde, a las 18:00, esta citado el Senado, que funcionará como cámara revisora.

Cabe consignar que los endeudamientos contraídos por los gobiernos bonaerenses deben ser autorizados por la Legislatura, por mayoría especial de ambas Cámaras. Es decir, que es necesario la voluntad positiva de los dos tercios de los legisladores presentes al momento de la consideración formal.

Desde mayo el gobierno que encabeza Axel Kicillof remitió un proyecto de ley donde solicitaba autorizaciones para contraer endeudamiento en tres planos.

  • Por un lado, 20 mil millones de pesos para colocar en el mercado local e incluso para hacer frente a pago de proveedores, y unos 8 mil millones para crédito “intra” Estatal en Letras del Tesoro. En total autorización para nuevo endeudamiento por 28 mil millones de pesos. 
  • Por otro, deuda en mercados de capitales por 500 millones de dólares a los efectos de poder desarrollar proyectos de gestión que puedan haberse visto afectados por la crisis económica generada por la pandemia e incluso para enfrentar a la pospandemia con una fuerte inversión pública.

Pero además de la cuestión de los endeudamientos, la iniciativa parlamentaria también despertó cuestionamientos opositores en torno de lo establecidos al margen de esas solicitudes.

Tal el caso de lo establecido respecto de ceder por ley la facultad de “reasignar recursos sin ejecución de contratos de préstamos” de organismos internacionales o del Estado nacional ya asignados a cuestiones particulares, en su mayoría obras importantes, como la del saneamiento de la cuenca del Río Salado. 

La facultad que reclama Kicillof, en la práctica podría ser una nueva fuente de financiamiento alternativa del Poder Ejecutivo, de “libre disponibilidad acotada”, tal como estaría planteado en el articulado, según entiende la oposición.

Por último, otro ámbito de intercambio se da en torno de la financiación a tasa cero y en 18 cuotas de los empréstitos dado a los municipios en forma de asistencia especial por la pandemia.

Sucede que los intendentes quieren que los $ 4.300 millones “en empréstitos” con los que la provincia los asistió, de un total que sobrepasa los $ 15 mil millones que se volcó en los distritos por la emergencia, sea “fondos no reintegrables”.

A la negociación planteada en la iniciativa parlamentaria en el expediente PE-05/20-21, se le sumaron otras cuestiones si se quiere en el mismo sentido, que hacen a la emergencia y que repercute en los gobiernos locales.

Así, desde la oposición, pero con el guiño de intendentes oficialistas se reclamó la ejecución del Fondo Infraestructura Municipal (FIM) de $ 2.000 millones y asegurar una asistencia adicional para compensar caída de recaudación de los municipios en los meses de julio y agosto de $ 3000 millones, $ 1.500 millones por mes.

Luego, además, aparecieron reclamos concretos de atrasos en envíos de fondos para obras provinciales que los municipios financiaron, así se sumaron unos $ 1200 millones que se reclamaron a la administración central.

En este punto, un capítulo aparte comprende el reclamo que el diputado Daniel Lipovetzky hace respecto de los fondos que al distrito de La Plata le corresponde por ser la capital de la provincia, el denominado “Fondo de Capitalidad”, que desde hace tiempo la provincia no cumple.

TE PUEDE INTERESAR

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión