Política y Economía
Puja económica

Devaluación, costo fiscal y ahora las LETES: Macri y otra medida que pone contra las cuerdas a Vidal

Todas las medidas que Mauricio Macri tomó para sobrevivir hasta octubre pegaron en el eje de flotación de la administración de María Eugenia Vidal y en el bolsillo de 17 millones de bonaerenses. Ahora, el problema son las LETES.

Primero fueron las devaluaciones, que dispararon la deuda que tomó la administración de María Eugenia Vidal -asesorada por el hoy ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza- a niveles imposibles de pagar. Sólo por la escalada post PASO, el stock creció 150 mil millones y crece a razón de mil millones por cada centavo que se achica el Peso frente a la moneda verde. 

Después fue el paquete de medidas que lanzó Macri para contrarrestar los efectos de esa devaluación: quita del IVA a los alimentos, suba del piso de Ganancias, beneficios para monotributistas. Como la recaudación de esos impuestos se coparticipa, hay un “costo fiscal” para la Provincia.

TE PUEDE INTERESAR

Nación dice que son casi 600 millones. En el cálculo que efectuó el equipo del ministro saliente, Nicolás Dujovne, se contabilizaban 6.612 millones en pérdidas y 5.394 millones de “ganancia” por la supuesta “reactivación” que las mismas medidas provocarían. Calidad por cantidad. En la Provincia nunca creyeron esas cuentas y admitían pérdidas por 4 mil millones. Pero ahora se habla de 6.700 millones.

La frutilla de postre es el plan de Macri, Lacunza y Sandleris para intentar desactivar la bomba de las letras, la gran “timba financiera” que implementaron los sucesivos equipos económicos para contener al dólar, en la que Vidal y el propio Lacunza, cuando manejaba las cuentas bonaerenses, se engancharon desde el vamos.

INFOCIELO informó en junio de 2018 que la Provincia tenía 80 mil millones de pesos entre LEBACS, LETES y otras inversiones financieras. Las efectuó durante la crisis de mayo de ese año, justo antes del “martes negro” que desembocó en las primeras gestiones de Macri y Dujovne ante el FMI.

Ayer, el diario Clarín consignó que hay preocupación por los 500 millones de dólares que la Provincia tiene en LETES. ¿Por qué? El Gobierno de Macri decidió escalonar los pagos, y Vidal podrá pasar por caja para cobrar el 15 por ciento al vencimiento de la letra, el 25 por ciento a los tres meses y el 60 por ciento restante a los 6 meses. 

De más está decir que el mandato de Vidal expira dentro de algo más de tres meses, con lo cual necesitará de un milagro electoral para obtener dividendos. Su gobierno necesita de ese capital como el agua. Se dijo: debe enfrentar vencimientos de deuda, pago de sueldos y aguinaldos y sostener el costo fiscal que el propio Macri le ocasionó con sus medidas electoralistas.

Toda esta discusión está atravesada por otra, más de fondo, que tiene que ver con la actualización del llamado “Fondo del Conurbano”, el esquema de compensación que Macri y Vidal plantearon durante los años felices de la gestión para que la Provincia recupere los puntos perdidos en la distribución de recursos de origen nacional. 

Vidal recibió en su momento 19 mil millones pero reclama una “cláusula gatillo” porque ya no rinden como antes. Quiere 25 mil millones para terminar su mandato holgada y le encomendó esa misión a Lacunza. Macri por ahora no se mostró interesado y se sabe que Marcos Peña le declaró la guerra a la Gobernadora, con lo cual no parece haber mucho margen para que ese dinero cruce la General Paz.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión