Política y Economía
Recta final

El Gobierno ratificó que no presentará otra oferta de deuda e instó a los bonistas a aceptarla

“El crecimiento sostenible es el único camino verdadero para generar una recuperación de valor para los acreedores en términos equitativos”, expresó el Gobierno en un comunicado.

A diez días de la fecha límite para que los acreedores definan su ingreso al canje de deuda argentina, el Gobierno nacional ratificó que la oferta realizada el 6 de julio es la “definitiva”. Lo hizo a través de un documento en el que detalló cuáles fueron las distintas etapas del proceso de negociación y los “esfuerzos” que hizo la República para acercarse a un acuerdo sostenible en el largo plazo. 

“El gobierno argentino manifestó que la propuesta del 6 de julio es la oferta definitiva de la República a sus acreedores y representa el máximo y último esfuerzo que el país puede sostener”, reza el documento publicado hoy en el sitio web oficial del Gobierno. 

TE PUEDE INTERESAR

En ese sentido, expresaron que “nuestro país alienta a la comunidad de acreedores a aceptarla, sabiendo que de no ser así toda negociación futura será más compleja porque más difícil será la situación que enfrente la Argentina”. “Argentina tiene la plena intención de llegar a un acuerdo sostenible que no someta a su pueblo a más sufrimientos y angustias”, agregaron. 

La ratificación del gobierno argentino llegó un día después del apoyo público que manifestó el denominado G6, el grupo que nuclea a los empresarios más poderosos del país en los rubros de la construcción, la industria, el comercio, el agro y el sector financiero, a la oferta de canje presentada por el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán

Cabe recordar que en la recta final de las negociaciones, cuya fecha límite es el 4 de agosto, el grupo de acreedores liderados por el fondo de inversión BlackRock presentó un comunicado en el que rechazó la última oferta de reestructuración y pidió una serie de mejoras en su favor. 

Desde el Gobierno nacional vieron esta postura como un “paso hacia atrás” y sostuvieron que “aquellos aspectos de la contrapuesta que buscan imponer cargas adicionales a una economía que se está ahogando en plena crisis del COVID-19, en donde se ha hecho un esfuerzo enorme por preservar la vida humana a costa del bienestar inmediato de la población, deben saber que sus reclamos no pueden ser acomodados”

“No sólo sería irresponsable, sino que también sería injusto. Con más del 50% de las niñas y los niños argentinos viviendo en la pobreza, no podemos mejorar las ganancias de corto plazo de nuestros acreedores a costa de detraer recursos necesarios para darle a nuestras niñas y niños la oportunidad de un futuro mejor”, agregaron. 

Además, insistieron en que “el crecimiento sostenible es el único camino verdadero para generar una recuperación de valor para los acreedores en términos equitativos”. “Ningún acuerdo vale ese precio”, concluye el documento. 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión