Política y Economía
¿Quiebra?

Con pérdidas millonarias, Flybondi desmantela su base en Córdoba y genera incertidumbre en los trabajadores

La low cost resolvió dar de baja su centro de operaciones tal como funciona en la actualidad en la provincia mediterránea y propone el traslado de sus empleados a El Palomar. La crisis económica golpea a la aerolínea.

La low cost Flybondi, a pocos días de que se diera a conocer que posee pérdidas millonarias, decidió comenzar un proceso de desmantelamiento de su base en Córdoba. De esta manera, trasladará uno de sus aviones a El Palomar e intenta convencer a los trabajadores que se muden a la provincia de Buenos Aires.

Tras un primer año caótico con un interminable número de episodios de inseguridad aérea que la tuvieron como protagonista, se conoció que la compañía no atraviesa su mejor momento en lo que refiere a lo financiero. De hecho, estimaciones privadas dieron cuenta pierde entre 3 y 6 millones de dólares cada 30 días y el acumulado ya habría superado los 50 millones de dólares, desde que comenzó a volar en febrero de 2018.

TE PUEDE INTERESAR

En medio de esta situación y sumado a la crisis económica reinante en el país, la empresa decidió trasladar uno de sus aviones al polémico aeropuerto de El Palomar y les solicitó a sus trabajadores que se muden a la provincia de Buenos Aires para que presten sus tareas en el oeste del conurbano bonaerense. De este modo, también lo confirmaron fuentes de Flybondi a INFOCIELO.

En cuanto a las pérdidas que posee la aerolínea que impulsa el presidente, Mauricio Macri, señalaron que “al ser una compañía start- up, tiene sus propios plazos. Los inversores entendieron la situación macro económica y apuestan a que las condiciones podrán acomodarse hacia el futuro. El primer paso era tener una operación sustentable, con buena ocupación y hoy ya somos la segunda aerolínea del país con el mejor nivel de ocupación”. Entonces, indicaron que “estamos muy próximos a registrar números positivos”.

Tras el reconocimiento de la mala situación económica, ahora iniciarán un proceso para desmantelar su base en Córdoba pero aseguraron que “no afectará la actividad operativa”. “Dada la continuidad en el crecimiento de la red de cobertura en el país y en la región, a partir de octubre la compañía tendrá los cinco aviones posicionados en su base en el Aeropuerto El Palomar”, explicaron.

Sobre la situación de los trabajadores y cuál será su destino, contaron que “una parte del equipo permanecerá allí y otra se trasladará a Buenos Aires. Este movimiento operativo no implica despidos ni reducción de personal, ya que la compañía requiere de esa misma cantidad de empleados en El Palomar. De hecho, la empresa ha establecido una serie de iniciativas de apoyo económico y administrativas en pos de colaborar con este traslado”.

En ese contexto, la incertidumbre de apodera de los empleados de la low cost ya que muchos de ellos deberán optar por trasladarse a tierras bonaerenses con sus familias para no perder sus puestos de trabajo. Sin dudas, una decisión que los obliga a tomar la firma en un momento en el cual la crisis económica golpea fuerte a la sociedad. La incógnita se abrirá cuando los empleados decidan no irse y el dilema se profundizará.

 

Flybondi y las “facilidades” impositivas que obtuvo tras firmar un convenio con Schiaretti en 2017

El proceso de desmantelamiento que comenzó Flybondi en el aeropuerto Taravella de Córdoba no es menor ya que allí había asentado su primera sede en el país. Eso fue a raíz de la firma de un convenio el 13 de julio de 2017 entre el gobernador, Juan Schiaretti, y el por entonces CEO de la low cost, Julián Cook.

La low cost se había comprometido a radicarse en Córdoba creando 209 puestos de trabajo e invirtiendo 211.500.000 millones de dólares. A cambio, el gobierno provincial accedió a otorgarle millonarios subsidios y exenciones impositivas.

 

El firmado entre Schiaretti y Cook, tras las gestiones de Esteban Tossuti.

 

De esta manera, la empresa quedó exenta del pago del Impuesto Inmobiliario por el plazo de cinco años y también se benefició con un descuento progresivo del impuesto sobre los Ingresos Brutos sobre los ingresos provenientes del desarrollo de la actividad del transporte aéreo, de un 50% en los tres primeros años (2018, 2019 y 2020) y del 25% en los dos restantes. Además recibió una exención total del pago del Impuesto a los Sellos por el término de dos años hasta 2020.

También le otorgaron subsidios a la aerolínea por el plazo de dos años para los puestos de trabajo que la empresa se había comprometido a crear junto con un aporte no reintegrable por capacitación. Asimismo, le facilitaron la gestión ante la empresa de electricidad EPEC para proveer el abastecimiento energético necesario.

Sin embargo, hoy la realidad muestra que tras dos años Flybondi tuvo inconvenientes para cumplir con el convenio a pesar de las fuertes presiones que ejerció Schiaretti para que la Legislatura lo aprobara en 2017. Un claro ejemplo, es que la base de Córdoba que instaló fue un viejo container.

 

Flybondi se había con millonarias inversiones pero usó un viejo container como su base

 

Las gestiones para lograr semejantes beneficios a costa del presupuesto de la provincia de Córdoba habrían sido comandadas por Esteban Tossuti, el director de Relaciones Institucionales de la lowcost quien está denunciado por haber sido “noqui” del senador Luis Juez en el Congreso de la Nación hasta 2015.

En su momento, la aerolínea comunicó que todo el capital con el que arrancó sus actividades era de 75 millones de dólares y la inversión que se comprometió a realizar era casi el triple.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión