martes 25 de enero de 2022
Queda afuera el campeón defensor

Nadal eliminado del ATP de Buenos Aires

Era el máximo favorito del torneo no sólo porque el ranking así lo establecía sino por el cariño de la gente local que siempre lo trató como el más argentino de todos los extranjeros. Si bien el calor intenso no ayudaba, estaba todo dado para volver a ver una gran obra de tenis de Rafael Nadal y quedar a la expectativa de con quién se iba a enfrentar en la final. Ya que si bien faltaba un último acto, todos lo que compraron el boleto para el domingo tenían hecha la reserva en exclusiva para él. Pero claro, no contaban con un tal Dominic Thiem.

El partido empezó raro. Primero uno y luego el otro arrancaron manteniendo su saque y quiebre posterior, para al final terminar empatados en 2. En el siempre famoso y crítico noveno juego el que apuró fue Thiem. Quiebre y a sacar para llevarse el set por un ajustado 6-4.

El segundo fue más de lo mismo. Parejo hasta el final, con alguna chances para ambos que no pudieron concretar. En el décimo juego sacando Thiem, un par de errores del austríaco posibilitó al español de nivelar las cosas y llevarse el segundo set por 6-4.

El tercero siguió con la misma tónica del partido. Incluso Nadal tuvo un punto de partido cuando nuevamente sacaba tiempo 4-5 pero que el austríaco salvó con una derecha hermosa a la línea. En el tie-break fue todo de Thiem. Break temprano para ponerse 3-0 y más tarde 6-1. Ahí Nadal levantó tres puntos de partido pero no pudo con un saque ganador que le dio la victoria al austríaco pot 7-4.

Fue sorpresa y consolidación de un chico, que si bien es el número 19° del Ranking hoy se lleva de Buenos Aires la victoria más importante de su carrera profesional.

El otro finalista:

Lo único que se conocía en la otra llave era que el rival de Dominic Thiem iba a ser español. Nicolás Almagro y David Ferrer se disputaban el pase a la final en el último turno en el Buenos Aires Lawn Tennis.

Ferrer venía de completar su partido con Cuevas pocas horas antes y bajo el sol del mediodía. Aun así salía a jugar con su compatriota muy confiado y con un plus. En las anteriores 16 oportunidades en la que se enfrentaron había sido todas victorias para él.

Pero todo tiene un final, y el Almagro que también había cortado una racha negativa ante Tsonga (0-6) hizo nuevamente lo que nunca. Le ganó muy bien a David Ferrer por un 6-4 7-5 y jugará una nueva final en Buenos Aires que ya lo vio campeón.

comentarios