martes 29 de septiembre de 2020

Tremendo promedio

El femenino es sinónimo de goles y duplica a Superliga

En tiempos en los que muchos insisten en comparar el fútbol femenino y el masculino, algo imposible desde el juego en vista de las diferencias en cuanto a técnica, infraestructura y oportunidades de formación, la estadística aporta un punto de relación interesante.

En las dos primeras fechas del fútbol femenino profesional, luego de la implementación histórica de la firma de un mínimo de ocho contratos, hubo 39 y 33 goles en cada una de ellas, es decir, un promedio de gol de 4,88 y 4,13 respectivamente.

Esos promedios de los últimos dos fines de semana son mayores al doble de los números que se vieron en la Superliga de los varones en ese mismo período de tiempo: en la fecha 7 hubo 27 goles en 12 PJ (2,25) y en la fecha 8 hubo 23 (1,92).

Para encontrar números similares en el fútbol masculino hay que viajar al menos dos décadas: la última vez que se vio un promedio superior a 4 goles fue en la fecha 1 del Apertura 1998 (41 en 10 -4,10-), y la siguiente, en la fecha 34 de la temporada 1985/86 (36 en 9 -4,00-).

Vale señalar que en la última liga amateur de fútbol femenino ese listón de cuatro goles por partido de promedio fue superado en 10 de las 23 fechas disputadas. En la fecha 2, incluso, se anotaron 52 goles en 8 partidos, lo que da un promedio de 6,5 por encuentro.

Salvando las distancias evidentes entre ambas disciplinas, y sin la intención de poner a una por sobre la otra, el femenino parece presentar una opción para los amantes del fútbol en la que quizás la técnica y la táctica no sean por ahora tan pulidas, pero en la que haya gritos de gol por todos lados.

 

comentarios