domingo 25 de octubre de 2020

Informe CIELOSPORTS.COM

EE.UU. 2003: el Mundial que cambió sobre la marcha

La Copa del Mundo de fútbol femenino que se disputó en el año 2003 volvió a disputarse en los Estados Unidos, como la que había tenido lugar cuatro años, pero no se trató de ningún error: originalmente iba a ser en China, pero la FIFA debió cambiar la sede de apuro.

A solo cuatro meses del inicio de la competición la casa madre del fútbol mundial debió trasladar la sede por un incontrolable brote del SARS, una severa forma de neumonía, y con tan poco tiempo por delante optó por ir a lo seguro y elegir al anfitrión previo.

El seleccionado asiático participó igualmente del torneo, y se le otorgó la organización del Mundial siguiente. Esta fue la segunda vez que FIFA debió mover de apuro la Sede elegida: la anterior fue en la Copa de varones de 1986, programada en Colombia, que finalmente se jugó en México.

Esta vez la asistencia estuvo muy por debajo de la edición previa, en gran medida por la falta de organización previa, pero también porque el dueño de casa no llegó a la Final: el título se lo llevó Alemania, luego de eliminar a Estados Unidos en Semis y de derrotar a Suecia en el duelo decisivo.

 

LA CITA MUNDIALISTA


El cuarto mundial femenino se llevó a cabo entre el 20 de septiembre y el 12 de octubre de aquel año, en seis sedes distintas: Carson (California), Columbus, Foxborough (Boston), Philadelphia, Portland y Washington. Solo dos escenarios, sumamente refaccionados, se repitieron de 1999.

La segunda Copa disputada en EE.UU. volvió a contar con 16 seleccionados, divididos en cuatro zonas de cuatro equipos cada una. Los dos primeros de cada una avanzaron a Cuartos de Final, con la particularidad de que los grupos fueron muy similares a los de la edición previa.

Las alemanas se consagraron por primera vez luego de un gran torneo, en el que dejaron en el camino a Canadá (4-1), Japón (3-0) y Argentina (6-1) en Fase de Grupos, y luego a Rusia (7-1) en Cuartos, a Estados Unidos en Semis y a Suecia (2-1) en una Final infartante con gol de oro.

En esta ocasión el Balón de Oro y el Botín de Oro, a diferencia de las tres ediciones previas, fue para la misma jugadora: la alemana Birgit Prinz. No obstante en la Final no anotó ninguno de los dos tantos, que fueron obra de Maren Meinert y Nia Künzer.

 

¿Y ARGENTINA?


Por primera vez en su historia la Selección Argentina consiguió clasificar a la máxima cita mundialista. En esta oportunidad la FIFA le dio dos cupos a CONMEBOL y no uno y medio como en 1999, y el equipo nacional no dejó pasar la oportunidad.

Para eso la Selección se adjudicó el Grupo C del Campeonato Sudamericano al derrotar a Paraguay (3-0) y Uruguay (8-0). Luego en la Fase Final cayó con Brasil (2-3) pero venció a Colombia (3-2) y rescató un agónico empate ante Perú (1-1) que la llevó a la Copa.

Ese empate ante el seleccionado peruano tuvo lugar en Lima y llegó a dos minutos del Final. En el once titular estuvieron Vanina Correa y Mariela Coronel, que serán parte de Francia 2019 y estuvieron en aquella cita mundialista en suelo norteamericano.

La participación fue muy buena para las jugadoras argentinas, pero no desde los resultados sino por la experiencia: integraron el Grupo C y perdieron sus tres partidos frente a Japón (0-6), Canadá (0-3) y Alemania (1-6). Yanina Gaitán anotó el único tanto del equipo.

comentarios