miércoles 12 de enero de 2022
ENORME

Pepe Sánchez y su increíble (e impactante) adiós al básquet

El mejor base que dio la historia del básquet argentino tuvo una despedida inolvidable. Con 44 años Pepe Sánchez pasó de presidente a jugador. Disfrutalo.

La historia del básquet argentino hablará de la noche de anoche. Se dirá que el tipo estuvo 28m 57 en la cancha y que terminó con 12 puntos (4-11 desde el campo y 6-7 en libres) con 8 asistencias, 8 rebotes (6 defensivos y 2 ofensivos) y dos recuperos pero no se estará hablando del presente de Campazzo en la NBA se contará la historia de Juan Ignacio “Pepe” Sánchez, uno de los talentos más pulidos de la Generación Dorada que, con 44 años, dejó de ser presidente de Bahía Basket por un rato para volver a jugar profesionalmente a raíz de un brote de contagios de coronavirus en su plantel.

El hombre que formó parte vital del equipo les arrebató a los norteamericanos de la NBA la única dorada en los Olímpicos que le falta ayer demostró porque es, fue (o como quieran llamarlo) el mejor base que ha dado la historia del básquet argentino.

Para entender lo sucedido anoche hay que tener en cuenta el contexto, el de salubridad y el reglamentario. En principio una ola de contagios dejó diezmado al plantel que debía enfrentar a Gimnasia por una nueva jornada de la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquet que ya sabía que el partido no iba a suspenderse ya que la Asociación de Clubes decretó que los partidos se jugarán, aunque los clubes no puedan contar con el mínimo de jugadores.

https://twitter.com/LigaARGbasquet/status/1480561623249084418

El “last dance” de Pepe Sánchez

Quienes estuvieron ayer en el Campus de Bahía Basket fueron testigos de minutos que podrían, tranquilamente, formar parte de un documental. Si el Last Dance de Mickael Jordan funcionó tan bien en Argentina, estos casi 6 minutos y medio de Pepe Sánchez merecen ser repasados y puestos en contexto.

Sánchez no es sólo el primer argentino en debutar en la NBA, ni el integrante de ese quinteto de la generación dorada, ni el mejor en lo suyo, es una persona que se ha volcado al deporte desde un lugar que hubiera movilizado (no sorprendido) al propio León Najnudel. Pepe hace años que decidió radicarse en su ciudad natal para ser la cara de un proyecto que pone por delante la formación de talentos (Leandro Bolmaro es el principal ejemplo) que los resultados deportivos.

https://twitter.com/AzulGimnasia/status/1480372089123053571

Ayer estaba en la playa tomando sol y ahora estoy jugando un partido, ni yo sé que pasó”, dijo sonriente y después explicó: “Estábamos recontra cortos de chicos y cuando volví a casa y le comenté a mi mujer y a mi nene me dijeron “jugá vos, jugá vos”. Le había prometido a él (su hijo) que me iba a ver jugar. Yo la pasé re bien, espero que todos los que hayan pasado bien. Fue un placer jugar contra Gimnasia. Compitieron excepcionalmente, ganamos nosotros, pero podría haber sido para cualquiera ”, le dijo Sánchez a Corazón Azul y Blanco, medio partidario de Gimnasia presente en Bahía. “ Fue hermoso, volver a estar en una cancha no me lo hubiera imaginado. Nueve años después, acá estamos. Fue la última función ”, cerró el ex jugador de Philadelphia 76ers, Atlanta Hawks, Detroit Pistons y Golden State Warriors en la NBA.

La historia de anoche terminó esta mañana cuando otro histórico de nuestro básquet mostró en sus redes el regalo que lo esperaba en su oficina, la camiseta que utilizo Pepe Sánchez ante Gimnasia con un cartel que merece ser encuadrado junto a la númer 4 azulada: "Esto ha sido todo amigos".

https://twitter.com/PipaGutierrez/status/1480542659227783168

comentarios