sábado 15 de agosto de 2020

Exclusivo CIELOSPORTS

Camino: de “los hijos de Zubeldía”, al mejor Estudiantes

8 de julio de 2020 · 19:12 hs.

Estudiantes igualó 3 a 3 ante Gremio en la Copa Libertadores 1983 y ese partido se convirtió en una hazaña en la historia del club y uno de los más recordados de la competencia.

Al cumplirse un nuevo aniversario de aquel encuentro que se disputó en estadio de UNO, Julián Camino revivió sensaciones que vivió esa noche fría del 8 de julio de 1983.

“Fue muy raro, arrancamos con un amonestado y rápidamente teníamos expulsados. A mí me expulsaron en el segundo tiempo”, empezó recordando el ex futbolista Albirrojo en diálogo con CIELOSPORTS.

Camino se fue expulsado en el segundo tiempo ante Gremio, y el equipo terminó jugando con siete futbolistas, mientras perdía 3 a 1. Sus compañeros revirtieron la historia y esa noche el equipo que dirigía Eduardo Luján Manera terminó empatando 3 a 3.

De ese encuentro muchas historias se hicieron públicas con el paso de los años, pero hay una que involucra a Camino que se conoció en el último tiempo y tiene que ver con su expulsión y la de Tévez.

“Me echan a mí y Manera hace un cambio. Le pide a Tévez que entre y tranquilice a los muchachos. Yo me estaba bañando y escucho por los parlantes entra Tévez. Y pasa por al lado mío y le digo ´uh se equivocó el de los altoparlantes y le digo a él a quién metió y ahí me dijo a mí pero me echaron”, revivió la anécdota entre risas el ex defensor Pincharrata y ex ayudante de campo de Alejandro Sabella.

A 37 años de aquel partido, Julián Camino se sigue lamentándose que aquel equipo no pudo coronarse campeón de América. “Ese era un equipazo. Era un gusto ver jugar a ese equipo, cuando estabas suspendido o lesionado. Jugaba muy bien de local o de visitante, no era problema jugar en cualquier cancha. Perdimos una oportunidad bárbara y podríamos habernos quedado con la Copa”, revise y se lamenta Camino.

Ese equipo que supo coronarse en el fútbol argentino, no tuvo el reconocimiento que tuvieron otros. Al ser consultado, Julián Camino no duda y responde que eso corresponde a “un proceso no se reconoce como se merece porque jugaba muy bien, pero no éramos queridos por el periodismo de Capital Federal. Viene de la década del ´60, por Bilardo, Pachamé y Verón. Cuando le ganaba a Boca, River, Racing e Independiente y era campeón de América y del Mundo y no lo podían creer”.

Y agregó a su análisis una vivencia que describe lo que vivieron muchos futbolistas que se criaron en el club: “nosotros nacimos con eso. Yo íba a jugar en séptima división y me gritaban hijo de Zubeldía. A mi no me molesta. Sé que vamos a andar bien, salir campeones y no vamos a ser reconocidos como si Boca y River”.

Comentarios