martes 26 de mayo de 2020

Cien años más tarde

Una pandemia vuelve a postergar la Copa América

18 de marzo de 2020 · hs.

El 9 de julio de 1916 se produjo la fundación de la Confederación Sudamericana de Fútbol en la ciudad de Buenos Aires, en el marco del primer Campeonato Sudamericano de Selecciones. Esa fue, sin saberlo, la primera edición de lo que hoy conocemos como Copa América.

En sus orígenes la competición se estableció como un evento anual, y fue por ese motivo que en 1917 se organizó en Montevideo y en 1918 se programó para desarrollarse en Río de Janeiro. Sin embargo esa tercera edición debió postergarse, y se disputó al año siguiente.

La gran culpable fue la pandemia de Gripe Española que azotó a Brasil, y a todo el mundo, durante ese año. Hoy, casi 100 años más tarde, vuelve a darse una situación similar: por culpa del Coronavirus la Copa de Argentina y Colombia pasó al 2021.

 

UN VIRUS LETAL


Según se dice en territorio brasileño, el virus llegó al país a través de un grupo de marineros que prestaban servicios militares en Dakar, en la costa atlántica de África, y desembarcaron en Recife. En cuestión de días se extendió a Sao Paulo y Río de Janeiro.

Solamente en la vieja capital de Brasil, en donde debía disputarse el torneo, se registraron más de 14 mil muertes entre octubre y diciembre. La enfermedad fue altamente mortal porque, a diferencia de otras gripes, atacó a jóvenes y a adultos saludables.

Entre los fallecidos en Brasil a causa de aquella pandemia estuvo su presidente electo, Francisco de Paula Rodrigues Alves, quien debía asumir el 15 de diciembre pero no pudo hacerlo por contraer la enfermedad, y el 16 de enero de 1919 falleció en Río.

 

LA ESPERA VALIÓ LA PENA


El campeonato, que contó con cuatro participantes, finalmente se llevó a cabo entre el 11 y el 29 de mayo de 1919, cuando los efectos de la enfermedad ya habían disminuido. Casualmente por esa época en Argentina se produjo una segunda oleada, más letal que la primera.

La competición se desarrolló en un grupo único, en modalidad todos contra todos. Brasil y Uruguay finalizaron en los dos primeros lugares con 5 unidades, tras empatar el duelo entre ambos, y debieron jugar una Final. El equipo argentino fue tercero, y Chile cuarto.

Aquel duelo decisivo entre el local y la Celeste tuvo lugar el 29 de mayo, y es recordado como el partido más largo de la historia de la Copa América: duró 150 minutos, ya que se jugaron dos tiempos extras de 15 minutos, y al persistir la igualdad, se programaron otros dos.

Finalmente en el segundo minuto del tercer tiempo extra Arthur Friedenreich consiguió vencer la resistencia charrúa para anotar el que, a la postre, sería el único gol del partido. Con el 1-0 Brasil derrotó al bicampeón reinante, y consiguió su primer título.

Comentarios