TODA LA INFO DEPORTIVA
Domingo 5
Abril de 2020
CIELOSPORTS » Polideportivo » 27-02-2020

La vida de Braian Toledo: el pibe del barrio que ganó 20 medallas de oro

En un caso con pocos precedentes, eligió la jabalina antes que la pelota. A los 8 años le prometió a su madre que la iba ayudar después de verla llorar por no saber qué les iba a dar de comer a él y sus hermanos. El Estado lo acompaño y se transformó, también, en una bandera política. Su muerte deja un vacío tan grande como su legado.

 

“Nada es imposible, hay que soñar” decía Braian Toledo al término del encuentro con la entonces presidenta Cristina Fernández. Un abrazo emocionado entre los dos cerraba el encuentro que se daba luego de que “Finito” obtenga la medalla de oro en las Olimpiadas Juveniles de Singapur 2010. El joven por el que hoy llora y sufre todo el mundo del deporte, fue la bandera de la superación en escenarios de adversidad. Nacido en el humilde barrio Martín Fierro de Marcos Paz, Braian eligió la jabalina en lugar de la pelota para hacer su camino.

 

Según las propias palabras de su entrenador Gustavo Osorio la historia “nace en 2007” cuando se impone en los Juegos Bonaerenses con una marca de 47 metros, sigue con el segundo puesto a nivel nacional en los Juegos Evita y su primer sudamericano en Coquimbo, Chile. Con 14 años logró el bronce en el Mundial juvenil de Italia consiguiendo así la segunda medalla en la historia de la categoría para la Argentina. La anterior había sido de Germán Chiaraviglio en Garrocha.

 

 

Toledo forjó su deportividad  en el barrio en un lugar recuperado, donde antes crecían pastizales. Osorio y un reducido grupo de colegas trabajan a la par de los maquinistas para generar un espacio para el atletismo en un lugar donde nadie imagino que se podía generar un campeón de semejantes dimensiones, de un futuro inmenso.

 

Las imágenes de Toledo se multiplican en la memoria colectiva mientras el recuerdo del pibe largirucho de bermudas enormes que se paraba en los podios provinciales se mezclan con al atleta de élite que hizo detener un país con sus lanzamientos en los Juegos Olímpicos y que se transformó en el ejemplo de que un Estado atento a su gente puede cambiar no sólo la vida de una familia sino una historia completa.

 

 

Pensar en la muerte de Toledo, con tan sólo 26 años, es demasiado doloroso. Braian estaba dejando atrás una lesión en su tobillo y actualmente estaba residiendo en Kuortane, Finlandia para llegar de la mejor forma a los Juegos de Tokio de este año pero se encontraba en la Argentina para participar de las charlas en el Cenard para jóvenes deportistas previas a los JJ.OO.

 

La fuerza de Braian, como celebraba el spot que lo llevo a ser reconocido masivamente, vivirá por siempre en el espíritu de cada deportista argentino y será, de hoy en adelante, el ejemplo para miles de soñadores que vienen detrás. Su legado es mucho más grande que las 25 medallas (20 de oro) cosechadas en su carrera, es tan inmenso cómo el vacío que abruma hoy.

 

 

SUMARIO