TODA LA INFO DEPORTIVA
Jueves 12
Diciembre de 2019
CIELOSPORTS » Elecciones Gimnasia - Gimnasia - Informes » 16-11-2019

Gabriel Pellegrino termina su mandato solo y acorralado

El actual presidente se encuentra a días de finalizar el mandato que consiguió a fines del 2016. Las malas decisiones que tomó, lo mal que se rodeó en tres años y la delicada situación económica en la que deja sumido al club, le fueron cerrando las puertas de acuerdos electorales. Con el equipo último en los promedios y tras poner varios millones, busca la forma de seguir con vida en la política.

Noviembre de 2016 fue el mes para Gabriel Pellegrino. Después de un primer intento fallido, consiguió lo que tanto soñó: ser presidente de Gimnasia. El voto mayoritario de los socios lo llevaron a su primer mandato en el club.

Si bien llegó a la institución con aires de renovación, poco hizo por esclarecer cómo el club debía los millones que debía a cierre de ese año y con sus actos e inacciones encubrió al gobierno saliente, que presidió Daniel Onofri.



Una de sus primeras acciones fue concursar el club. El tiempo le dio la razón económica, ya que desde el año que viene, quien conduzca deberá pagar menos que lo que figuraba cuando asumió. Pero esa decisión y las decisiones fallidas que tomó sobre el fútbol, serán siempre un mal recuerdo para los hinchas.

Tras concursar al club, debió poner varios millones de pesos para poder solventar el día a día de una institución deficitario y con serios problemas para explotar su marca y generar ingresos extraordinarios con la venta de futbolistas. Es que el fútbol, en su gestión ha ido de mal en peor.



Con la salida de Gustavo Alfaro, y la llegada de Roberto Depietri comenzó la decadencia. Mariano Soso fue un intento que le costó muchos puntos al club. Sin dinero para refuerzos, éste se fue y llegó Facundo Sava. El impacto de un técnico del club duró muy poco, y lo mismo le pasó a Pedro Troglio. Las malas decisiones en reiterados mercados de pases, fueron condenando al equipo y así quedó apremiado con el descenso. Malos refuerzos, malos resultados. Poco duró, el ciclo de Hernán Ortiz.

La contratación de Diego Maradona fue un acierto, ante un plantel aniquilado y ante miles de socios e hinchas desilusionados. Pero ni el actual entrenador, le permitió mejorar su gestión. Algunos dirigentes decidieron renunciar antes del final de ciclo, otros le manifestaron que no irían a reelecciones con él. Allí comenzó un laberinto sin salida.



Sus amigos de la Comisión Directiva y algunos que estaban afuera, intentaron rodearlo con otros candidatos para que puedan continuar en la vida política del club. Todos le dieron la espalda, incluso Mauro Coronato, actual vicepresidente quien desistió de ir como presidente y tenerlo a Pellegrino atrás suyo. Los ex presidentes, tampoco supieron cómo ayudarlo.

Con una muy mala gestión futbolística y un club comprometido económicamente, Gabriel Pellegrino llega al final de su ciclo buscando dentro de un laberinto una salida que no aparece. A horas del cierre de las listas, se encuentra nuevamente solo y con mucha plata puesta en los últimos años. La historia se repite. Hace años, lo vivió ayudando a Daniel Onofri. Hoy, ni siquiera le sirvió de propia ayuda.

SUMARIO