TODA LA INFO DEPORTIVA
Domingo 15
Septiembre de 2019
CIELOSPORTS » Elecciones Gimnasia - Gimnasia » 28-08-2019

“Sin pagar un ladrillo, la deuda post-concursal es más grande"

El precandidato a presidente por Convergencia Gimnasista dialogó con CIELOSPORTS y al ser consultado por el presente económico del club responsabilizó a la dirigencia por no brindar detalles. Se tomó de los números del año pasado y además defendió la gestión de Onofri, en la cual fue vicepresidente.

La situación económica de Gimnasia es mala. Muy mala. Los años pasan y las dirigencia no logran sacar al club de la complejidad financiera en la cual se encuentra sumida desde hace años.

 

Los números en rojo que presenta el club son resultado de años de malas decisiones, y allí varios dirigentes son los culpables. Los deportistas de varias disciplinas lo sufren y los socios se lamentan de los equipos, y de ciertos jugadores, que vieron vestir su amada camiseta.

 

En medio de una profunda crisis futbolística, la situación institucional y económica del club, ganó relevancia, tras una encuentro de socios que le presentó su ayuda a la Comisión Directiva. A dos meses de las elecciones, los enfrentamientos volvieron a apoderarse de la escena, como en otras previas electorales.

 

 

En diálogo con CIELOSPORTS, Salvador Robustelli, precandidato a presidente de Gimnasia, por Convergencia Gimnasista, apuntó contra la dirigencia por los números del club. “El año pasado se dijo en Asamblea que la deuda post-concursal era de 160 millones de pesos, y a eso sumale todos los jugadores que trajeron, que algunos no se pusieron la camiseta. El número exacto lo tiene que decir la CD”, expresó sin reparos.

 

Pero fue más allá y diferenció la gestión de Daniel Onofri de la actual, al expresar que “en mi gestión, con el apoyo de los socios, se hicieron obras emblemáticas en Estancia Chica, en el Bosquecito, la escrituración del Bosquecito y el Estadio, y la H. Con la ayuda de los socios. Pero fue una decisión política de trabajar así. ¿Ahora se cumplió? Y sin embargo la deuda post-concursal es más grande sin pagar un ladrillo”.

 

 

Si bien Robustelli apunta a esta gestión por la situación que vive el club, la gestión de la cual fue parte y que presidió Daniel Onofri se fue repudiada por no pagar los sueldos y con un pasivo superior a los 200 millones de pesos, y sin ser reconocidos.

 

Al ser consultado por aquella situación y gestión, el ex directivo se escudó diciendo: “ojalá Gimnasia siempre esté al día, con los jugadores y con los empleados. Eso sería lo ideal. A veces hay ciertas circunstancias que no lo permiten, porque la frasada es corta. Por eso está el déficit. Me parece bárbaro que el plantel esté el día, pero en algún momento no lo estuvo. Son los avatares que tiene el fútbol”.

SUMARIO