TODA LA INFO DEPORTIVA
Viernes 23
Agosto de 2019
CIELOSPORTS » Estudiantes - Selección Argentina » 13-08-2019

Batista: "No se nos va un amigo, se nos va un hermano"

Quien fuera su compañero en la Selección Argentina campeón del Mundo en México, lo describió a la perfección, no solo por lo que significaba dentro del campo de juego, sino dentro.

Sergio Batista se mostró muy compungido por la perdida de José Luis Brown, y tuvo grandes palabras para quien él consideró “el más bilardista de todos”. Además, describió como era la relación que tenían con Carlos Bilardo.

 

Teniendo en cuenta esto, comenzó relatando: “El Tata era el único que lo tuteaba. Lo conocía muchísimo, él a Carlos y Carlos a él. Por ahí a veces teníamos algún problema y él lo solucionaba. Sin dudas fue el más bilardista. Tener ese espíritu y ese sacrificio es un ejemplo para muchos. Se sacrifica por la camiseta, por jugar un Mundial, y hace cosas que por ahí otro no hace. Ojalá trascienda todo su sacrifico para que se note lo que representa jugar un Mundial”.

 

Sobre lo que su participación en la Selección Argentina de la mano de Carlos Bilardo, cuando no tenía club, resaltó: “Vos lo veías ante las críticas que había en ese momento hacia él, que no tenía club, que por qué Bilardo lo iba a llevar. Él era muy importante para Carlos, lo conocía desde los 16 años, sabía lo que le podía dar en esa posición. Él hizo lo imposible para estar y se sacrificó a pesar de no tener club. Él se entrenó un montón, fue un gran sacrificio para él, sobre todo mentalmente, y lo pudo superar por su gran personalidad”.

 

 

Sobre lo que fue su labor y actuación en la final de México de 1986 ante Alemania, destacó: “Primero el gol, con la felicidad que tenía. Hacer un gol en una final se le da a muy pocos. Nosotros le decíamos caballo, porque era un animal en todo sentido. Más allá de una patada es un tipo que quería ganar siempre y te contagiaba, ni loco lo ibas a sacar en una final del Mundo”.

 

Sobre el grupo y la identificación, aseguró: “Nosotros somos muy unidos, Carlos nos hizo así. Nosotros somos amigos. Yo digo que en realidad no se nos va un amigo, se nos va un hermano. Discutimos como cualquier grupo. Hoy estamos acá porque le puede pasar a cualquier otro, y ojalá que no, pero ante cualquier problemita estamos. Ante este momento tan feo había que estar por la familia”.

 

Por último, hizo una comparación con los que son los equipos y el comportamiento de los jugadores en la actualidad: “Hoy es distinta la mentalidad. Los chicos maduran quizás a los 25 o los 26 años, no solo los jugadores, sino todos los chicos. Nosotros éramos una camada de 21 años que estábamos muy maduros para jugar esas cosas. Hoy que vean cómo jugó el Tata es bueno”.

SUMARIO