TODA LA INFO DEPORTIVA
Domingo 15
Diciembre de 2019
CIELOSPORTS » Estudiantes - Informes - Fútbol » 12-08-2019

José Luis Brown, un guerrero a la medida de Estudiantes

En las últimas horas se conoció una nueva muerte que golpea de lleno al mundo Estudiantes: José Luis Brown, otro defensor histórico de la institución, falleció solo tres días después que Oscar Malbernat. El Pincha despide a otro ídolo, en una semana negra.

Por segunda vez en cuatro días Estudiantes se viste de luto. José Luis Brown, un histórico de la institución, falleció en las últimas horas luego de batallar durante los últimos meses contra una enfermedad neurodegenerativa. En el Pincha lo lloran todos.

El Tata era sin lugar a dudas un personaje muy querido por todos los hinchas, no solo por lo que hizo dentro del terreno de juego con el club y con la Selección, sino también por su calidez humana. Esta noche pasó a mejor vida a la edad de 62 años.

El ex defensor Albirrojo nació el 10 de noviembre de 1956 en Ranchos, a solo 82 kilómetros de la ciudad de La Plata, a la que llegó desde muy joven instalándose en el Demo. En 1974 subió a la Reserva, y en 1975 debutó en Primera de la mano de Carlos Bilardo.

En total jugó 301 partidos con la camiseta de Estudiantes, 290 en torneos locales y 11 por copas internacionales, todos ellos por Libertadores. Marcó nada menos que 27 goles, siendo el defensor con más gritos en la historia de la institución.

 

LOS PRIMEROS PASOS


Su debut con la camiseta de Estudiantes se produjo el 16 de febrero de 1975 con 18 años de edad, y no fue en un partido cualquiera: tuvo lugar ante River, y para peor, en el Monumental. Ese día empataron 0-0, en un torneo en el que paradójicamente pelearían mano a mano.

Ese día el equipo formó con: Oscar Pezzano; Rubén Pagnanini, José Luis Brown, Humberto Recavarren y Franco Frassoldatti; Miguel Reguera, Carlos Pachamé y Antonio García Ameijenda; Rubén Galletti, Miguel Benito y Juan Ramón Verón.

En ese mismo torneo, en el que totalizó 16 presentaciones, llegó también el primero de sus 27 goles: fue el 23 de abril en su décimo juego, en un 2-2 ante Colón en 1 y 57. Su gol fue de cabeza, y significó la apertura del marcador al minuto de juego.

 

LA CONSOLIDACIÓN


El 25 de febrero de 1976 el Tata tuvo la posibilidad de debutar a nivel internacional. Como en su debut absoluto el rival de turno fue River, y el escenario fue el Monumental. Ese día el Pincha cayó 1-0, y él ingresó a los 43’ ST por Rubén Pagnanini.

A lo largo de ese año tuvo varios partidos desde el arranque, pero también alternó bastante. Sin embargo en el cierre del Metropolitano 1977 se adueñó de la titularidad y no la soltó más, convirtiéndose en una pieza fundamental para los diferentes entrenadores.

De a poco Brown se fue ganando un lugar como referente por su personalidad y su voz de mando, y por eso pocos se sorprendieron cuando, entrada ya la década del 80’, agarró la cinta de capitán. Desde 1981, además, comenzó a hacerse cargo de los penales.

 

LA MEJOR DESPEDIDA


El cierre de su camino en Estudiantes tuvo lugar en 1983, cuando partió rumbo a Colombia para jugar en Atlético Nacional. Antes de eso no podría haber pedido una mejor despedida: fue el capitán del equipo en los títulos del Metropolitano 1982 y del Nacional 1983.

De la mano de Bilardo el Pincha se quedó con el torneo de 1982 al doblegar a Independiente, y el Tata no solo fue una pieza vital sino también el protagonista de la foto más recordada, por su gol a Talleres en la última fecha (2-0), el 14 de febrero del año siguiente.

En menos de cuatro meses el León repetiría el festejo, ya que el 10 de junio volvería a gritar campeón, otra vez amargando al Rojo, esta vez en un mano a mano por haber llegado los dos a la Final. Aquella jornada en Avellaneda sería la última para él con la casaca Albirroja.

En los dos títulos que obtuvo fue una pieza clave, y así lo marcan sus números: en el Metro 1982 disputó 34 de los 36 partidos del equipo y anotó 7 goles, mientras que en el Nacional 1983 participó en 17 de los 20 encuentros y también gritó 7 conquistas.

 

DEL OTRO LADO


Si bien José Luis Brown ejerció muy poco como entrenador principal una vez que decidió colgar los botines, y nunca estuvo a cargo del primer equipo de Estudiantes, sí integró en dos oportunidades el grupo de trabajo del cuerpo técnico Albirrojo.

La primera vez en la que pudo hacerlo fue en 1998, casi 15 años después de su última presentación como jugador, cuando un ex compañero suyo como Patricio Hernández se hizo con la conducción luego de la salida del Profe Daniel Córdoba.

La segunda ocasión tuvo lugar cinco años más tarde de la mano de Carlos Bilardo, aunque en una función diferente, ya que no formó parte de los colaboradores del plantel principal sino que fue el nexo del Doctor con las Divisiones Inferiores del club.

SUMARIO