TODA LA INFO DEPORTIVA
Jueves 19
Septiembre de 2019
CIELOSPORTS » Estudiantes » 05-08-2019

Salir jugando volvió a ser un problema para Estudiantes

Ayer el Pincha cayó en su visita a Banfield, y si bien el único gol del partido llegó a través de un penal mal cobrado, la jugada que derivó en ese penal fue un nuevo error del equipo en la salida, como los que tuvo ante Aldosivi.

El inicio del torneo no llegó con el mejor nivel futbolístico para el plantel de Estudiantes, que desde los resultados ganó un partido y perdió otro pero que desde el juego dejó bastantes dudas. Uno de los puntos críticos estuvo en la salida.

Está claro que una de las ideas que pregona Gabriel Milito es la salida por abajo, un ítem en el que el Pincha venía de fallar mucho ante Aldosivi, y que ayer en el Florencio Sola volvió a ser un problema: la presión de Banfield generó muchas pérdidas.

El Taladro repitió la fórmula del partido de ida de Copa Superliga en el Estadio Ciudad de La Plata, quizás el peor partido desde el regreso del Mariscal, con una presión alta que incomodó a los defensores y a los volantes de salida.

En esta ocasión el trámite de juego fue mucho más parejo, e incluso el Pincha no mereció la derrota, pero nuevamente volvió a observarse una gran incomodidad en los centrales y en los volantes de salida. Iván Gómez y Enzo Kalinski tuvieron un partido flojo.

Justamente el juvenil de la categoría 1997 quedó marcado por un mal pase que salió caro. Tras una cesión comprometedora de un compañero recibió de espaldas, atorado por su marca, y tocó para atrás de manera imprecisa dejando a Nicolás Bertolo de cara a Mariano Andújar.

Esa jugada marcó la diferencia en el partido ya que desembocó en el penal que selló el 1-0 final a favor del local, y si bien la infracción que cobró el árbitro no fue tal, la jugada sirve como el reflejo de lo que fueron las dificultades Albirrojas en este rubro.

Las fallas, además, no fueron nuevas: el domingo previo ante Aldosivi consiguió quedarse con los tres puntos, pero también sufrió y mucho con una gran cantidad de pérdidas en la salida. En ese partido la zaga y los volantes también padecieron la presión del Tiburón.

Ahora Milito tendrá dos semanas para trabajar y corregir los errores. Habrá que ver si resuelve seguir apostando por esta idea, y si lo hace, si sostiene a los mismos intérpretes o prueba con otros nombres, en particular en el centro de la cancha.

SUMARIO