TODA LA INFO DEPORTIVA
Domingo 18
Agosto de 2019
CIELOSPORTS » Estudiantes - Informes - Fútbol » 25-07-2019

Inter Miami: así se gestó el club en el que jugará Pellegrini

La Joya inició el pasado fin de semana su último semestre en Estudiantes, ya que desde enero se mudará a la MLS por una cifra millonaria. Conocé la historia que hay detrás de la franquicia en la que se desempeñará, que comenzará a jugar en 2020 y será la N°25 de la liga.

Matías Pellegrini se reincorporó el martes a las prácticas del primer equipo de Estudiantes, en donde permanecerá hasta diciembre. El habilidoso juvenil Albirrojo de la categoría 2000 se sumará en enero al Inter Miami, a cambio de 9 millones de dólares.

En la gran mayoría de los casos cuando un jugador es vendido a otra institución y se queda seis meses más en su club de origen suele deberse a un interés particular del vendedor, pero en esta oportunidad el deseo fue primariamente de los estadounidenses.

Sucede que la franquicia en cuestión se encuentra dando recién sus primeros pasos en el fútbol, y de hecho todavía no entró en actividad: su debut en la Major League Soccer será recién a comienzos de 2020, por lo que hoy por hoy se encuentra en plena construcción.

Los orígenes de esta entidad no solo tienen que ver con el deporte y con los negocios, sino también con el cine y con la música: dos personalidades destacadas en esos rubros jugaron, sin querer, un papel muy importante en la consolidación de este nuevo equipo.

 

ASÍ NACIÓ TODO


El club nació, podría decirse, en una cena entre empresarios latinos en la casa de Marc Anthony y Jennifer López, en donde el millonario boliviano Marcelo Claure, quien sería luego uno de sus accionistas, conoció a Simon Fuller, socio de David Beckham.

El ex astro del Manchester United tenía la intención de establecer un equipo de fútbol en los Estados Unidos, un sueño que Claure compartía y había intentado materializar sin éxito en 2009 en conjunto con el Barcelona de España. En 2014 se sumó al grupo de trabajo.

Ese sueño finalmente se concretó con la llegada de los hermanos Jorge y José Mas Santos, hijos de Jorge Mas Canosa, empresario de origen cubano radicado en Miami luego de la Revolución y fundador de MasTec, una de las más grandes empresas hispánicas de los EE.UU.

Lógicamente no solo el aportaron una cuota mayor de sangre latina al proyecto, sino también una buena cantidad de millones de dólares, al igual que el millonario japonés Masayoshi Son, el último en incorporarse. Todos ellos se sumaron a fines de 2017.

 

¿POR QUÉ BECKHAM?


En 2002 el Miami Fusion fue dado de baja por la MLS, al igual que el Tampa Bay Mutiny, debido a los inconvenientes económicos que estaban atravesando. Así el estado de Florida se quedó sin las dos franquicias que tenía, y la liga pasó de 12 a 10 equipos.

Una década más tarde, en 2012, en un presente sumamente distinto para el fútbol de los Estados Unidos, con un torneo más afianzado en el que participaban ya 19 equipos, el comisionado Don Garber puso los ojos en Miami para una futura expansión.

Un año más tarde Beckham, que por entonces jugaba en Los Ángeles Galaxy, decidó colgar los botines y de inmediato comenzaron las charlas: cuando se sumó en 2007 lo hizo con una opción de adquirir, tras su retiro, una franquicia por 25 millones de dólares.

En febrero de 2014 la MLS anunció que hizo uso de su opción, a través de un grupo inversor junto a Fuller y Claure, denominado ‘Miami Beckham United’. Claro que hubo una condición: la expansión se haría efectiva una vez que se aprobara la construcción de su nuevo estadio.

 

MIAMI FREEDOM PARK


Erigir el escenario propio costó más tiempo del que originalmente se pensó, y requirió una extensa búsqueda. En primera instancia se pensó en el área del puerto, pero esa opción quedó rápidamente descartada por la oposición política que recibió.

En mayo de 2014 surgió la posibilidad de construirlo en el Downtown, al lado del American Airlines Arena en donde el Heat compite en la NBA, y más tarde hubo un pequeño intento por desembarcar en la Pequeña Habana. Sin embargo recién hubo avances grandes en 2015.

En diciembre de ese año se anunció la futura compra de un terreno en Overtown, y para 2017 adquirieron las tierras necesarias y recibieron la aprobación del comisionado. Sin embargo esos planes fueron luego abandonados, y se apuntó a un destino distinto.

En julio de 2018 se confirmaron los planes para construir un estadio para 25.000 personas en Freedom Park en las inmediaciones del Aeropuerto, en el campo de golf del Melreese Country Club. En noviembre se realizó un referéndum entre los habitantes, que dieron el visto bueno.

La fecha estimada para la inauguración fue pautada para 2022, pero para competir ya en 2020 la franquicia adquirió el Lockhart Stadium de Fort Lauderdale, sede de Miami Fusion hasta 2002, con la idea de erigir un estadio provisorio y usarlo luego como centro de entrenamiento.

 

¿PASO DE MANDO?


Promediando el pasado mes de junio el diario AS informó que David Beckham había resuelto venderles sus acciones a los demás socios, una decisión que sorprendió a muchos y que horas más tarde fue desmentida por la NBC, citando como fuente a directivos del propio club.

Si bien no hubo un comunicado oficial por parte de la franquicia, en los días posteriores se envió un mensaje claro a través de las redes, refiriéndose a “los dueños” del equipo en reiteradas ocasiones, incluyendo siempre al ex futbolista de la selección inglesa.

Desde la lógica los trascendidos no debieran tener asidero: después de casi seis años luchando para tener su equipo, sería raro que a solo meses de verlo en la cancha su principal impulsor diese un paso al costado. Sobre todo después de haber comprado en mayo las acciones de Fuller.

La distribución de las acciones, al menos de momento, da cuenta de que el matrimonio Beckham es el accionista minoritario con el 10% del total, mientras que el japonés Son tiene un 15%, el empresario Claure un 37,5% y los hermanos Mas otro 37,5%.

 

EL ARMADO DEL EQUIPO


Con todo lo referente al estadio ya resuelto, la MLS le abrió la puerta al Inter Miami para la temporada 2020, y con ello la franquicia inició todos los preparativos para poder competir. El más importante, claro está, tiene que ver con el armado del plantel.

Matías Pellegrini, la gran joya de Estudiantes, es su primera gran incorporación a nivel futbolistas. El delantero se irá en una suma cercana a los 10 millones de dólares, pero no será el único argentino que termine vistiéndose de negro, rosa y blanco.

Otro juvenil pero en este caso de Banfield, Julián Carranza, tiene todo acordado para sumarse al equipo a cambio de 6 millones. El equipo está pensado con un gran aporte latinoamericano, y eso queda claro desde el apodo que se ideó: “La Familia”, así, en español.

Paul McDonough, quien fue elegido como Director Deportivo, confirmó que están en diálogo con varios futbolistas. Algunos nombres que sonaron, por ahora solo como rumores, fueron los del mexicano Héctor Moreno, el colombiano Radamel Falcao, el argentino Mauro Icardi y el uruguayo Luis Suárez.

SUMARIO