TODA LA INFO DEPORTIVA
Jueves 18
Julio de 2019
CIELOSPORTS » San Carlos - Fútbol » 30-06-2019

Villa San Carlos: así fue el camino para el ascenso

El elenco Villero perdió su lugar en la Primera B Metropolitana el año pasado. Con Miguel Restelli como entrenador, el ingreso de Mauro Raverta como ayudante de campo y la presencia de varios jugadores que ya habían ascendido con el club, el Celeste se armó para volver. Le costó más de la cuenta y en el medio sufrió el cambio de entrenador que dispuso la dirigencia. Pero creció en el Reducido y se quedó con el tercer ascenso.

 

El 28 de abril del año pasado Villa San Carlos perdió con Almirante Brown y se despidió de la Primera B Metropolitana, una categoría que siempre le sentó muy bien y desde la cual logró el ascenso a la B Nacional en el año 2013.

 

El golpe fue muy duro para el club. Miguel Restelli, técnico de mucha experiencia, llegó para encausar nuevamente el objetivo y buscar el ascenso rápidamente. A él se sumó Mauro Raverta, como ayudante de campo, y se convirtió en referente importante para los más chicos del plantel que empezaron a entender lo que significaba pelear por el regreso entrenando con Federico Slezack, Gonzalo Raverta, Ignacio Oroná, Emmanuel Ávalo Piedrabuena y Rodrigo Benítez quienes ya lo habían logrado.

 

 

Así se formó un grupo que contó con la presencia de jugadores que se fueron destacando a lo largo de la temporada como Nicolás Tauber en el arco, Iván Massi en el lateral izquierdo, Alexis Alegre en la conducción del mediocampo y Alejandro Lugones en el ataque. Ellos supieron marcar la diferencia, pero al Celeste no le sobró nada y debió apelar a cada futbolista para seguir con vida y soñar con el ascenso.

 

La primera rueda de la temporada 2018-2019 en la Primera C fue muy buena. El equipo se consolidó en los primeros puestos y empezó a creer que era posible. Después del receso de verano, y tras cinco partidos en la segunda vuelta, el presidente echó al cuerpo técnico y apeló al regreso de Jorge Vivaldo. El equipo lo sintió, y un referente como Mauro Raverta quedó al margen del objetivo.

 

 

El andar del equipo fue irregular en las fechas siguientes y a Vivaldo le costó encontrar el once titular. Probó y cambió hasta las últimas fechas donde fue encontrando más respuestas pero debieron conformarse con el séptimo puesto en la tabla de posiciones.

 

Esa posición lo condenó a tener que jugar partidos más difíciles en el reducido pero allí apareció el juego colectivo, se destacaron varios futbolistas, y barrió a Midlan en un partido, venció en los dos encuentros a Dock Sud y le jugó de igual a igual la final a Excursionistas que había terminado en la tercera posición, a un punto de los ascensos directos.

 

El fin de semana pasado Villa San Carlos jugó un muy buen partido en la final de ida pero no lo supo cerrar y los jugadores se quedaron con un sabor amargo pese a haber ganado 3 a 2. La vuelta fue complicada en el sintético de la cancha de Excursionistas y perdió 1 a 0. Pero en los penales llegó la alegría y este 30 de junio el Celeste escribe otra página importante de su historia. 

 

 

 

SUMARIO