TODA LA INFO DEPORTIVA
Domingo 16
Junio de 2019
CIELOSPORTS » Mercado de pases - Gimnasia » 21-05-2019

“Me voy orgulloso de haber vestido el escudo de Gimnasia”

El lateral que en las últimas horas confirmó que no seguirá jugando en el Lobo luego de siete años ligado a la institución tuvo palabras de agradecimiento para todos, y recordó sus mejores momentos.

En las últimas horas se conoció que Facundo Oreja, como se daba prácticamente por descontado, no seguirá jugando en Gimnasia. Darío Ortiz se lo comunicó al lateral, y el futbolista se lo dio a conocer a los hinchas. Hoy habló en exclusiva con CIELOSPORTS.

Son sensaciones encontradas. Un poco de tristeza, nostalgia, felicidad y orgullo. Me siento en paz conmigo. Estuve mucho tiempo en el club y siempre traté de dar todo, no solo en los partidos sino en el día a día. Muy contento por el camino recorrido”, analizó el lateral.

Una vez que se hizo pública la decisión recibió varios llamados, pero uno antes que todos: “Pedrito (Troglio) fue el primero que me llamó. Sabe lo que yo pienso de él, y lo digo públicamente, porque toda mi historia en Gimnasia se la debo a él, porque es quien me trajo y quien me hizo renovar”.

No lo cierro para nada, pero en Gimnasia como en ninguno de los clubes en los que jugué. El camino recorrido en Gimnasia hace que sea la primera opción, pero no es que dependa de uno tampoco, no es levantar el teléfono y decir: ‘Quiero trabajar en Gimnasia’. Se tiene que abrir el lugar”, apuntó, dejando la puerta abierta para un regreso en otra función.

Durante estos años que le tocó vivir en la institución siempre fue muy querido por el hincha, y a su vez él tomó un gran cariño por el club: “Soy un eterno agradecido a la gente, al club, a los dirigentes que confiaron en mí, obviamente a Pedro, porque me eligieron. A todos los que rodean al club. Orgulloso de haber vestido este escudo durante tanto tiempo”.

 

BALANCE POSITIVO


Nosotros los futbolistas tenemos que vivir fin de semana a fin de semana. Solo sabía que estaba feliz de llegar a Gimnasia, que era lo que siempre había buscado, llegar a un equipo importante para pelear el ascenso”, recordó sobre sus primeros días en julio de 2012, dejando en claro que nunca imagino el largo recorrido que lo esperaba en el Lobo.

Sobre el reconocimiento, entre puntos altos y bajos, consideró: “Fueron siete años y he pasado por muchas situaciones. He tenido ese momento de ser reconocido por cualquier jugada. Lo importante para mí es que cuando lo tuve o he disfrutado y cuando no, no me volví loco”.

Tengo una forma de vivir bastante tranquila. También al vivir en Capital eso me da cierto equilibrio. Si estás en La Plata y consumís todo capaz te volvés un poco loco. Esa decisión creo que fue importante, por momentos se vive el fútbol de manera muy cruel”, observó.

En este sentido destacó: “Lo que siempre tuve en claro es tener mucho respeto con el hincha. Siempre tratar de tener los pies sobre la tierra y dar una foto o un abrazo. Es una manera de agradecer. Más allá de que te puteen algunos la balanza siempre es más positiva que negativa”.

 

SUS RECUERDOS


Está claro, viendo la estadística, que fue un milagro”, reconoció entre risas, recordando su gol frente a Banfield en 2014. Sobre sus tres conquistas en el club, repasó: “Me llevo el grito de la gente, sobre todo con Olimpo, ese grito en el Bosque fue impresionante. El gol con Banfield fue hermoso, pero la sensación que tuve con Olimpo fue la mejor”.

A la hora de elegir un jugador entre todos los que tuvo a su lado, no pudo hacerlo: “Tengo muchos compañeros, me estás matando. Yo soy un eterno agradecido a todos los que me ayudaron en el fútbol. Con los chicos que logramos el ascenso sigo hablando y tenemos un grupo. Hoy con quien tengo una relación más cercana es con Franco Niell, pero son un montón”.

En los cuatro años y medio con Pedro siempre estuvimos cerca de pelear cosas importantes. Después vino Gustavo (Alfaro), que más a estar de acuerdo o no con algunas cosas, quizás no le pudimos dar lo mejor. Después (Mariano) Soso revolucionó todo, tengo una gran relación, es un tipo divino, y después vino el Colo (Sava). De todos me llevo algo”, repasó sobre los distintos DT.

A la hora de elegir los partidos que más lo marcaron, enumeró: “El primer partido en el Bosque. El de Banfield con gol del Caco García, que nos metimos en zona de ascenso, uno de los goles más gritados en esa etapa. Después ganarles a equipos grandes es muy lindo. Pero más allá de esto me llevo el día a día en Estancia y los fines de semana en el Bosque”.

Me acuerdo un partido horrible que tuve con Argentinos en el primer tiempo, con (Reinaldo) Lenis”, dijo ya pensando en todo lo contrario: en un partido en el que haya sufrido mucho. “Lo vendí yo prácticamente”, dijo entre risas, y recordó: “Arranqué el partido medio dormido y me sacó en dos o tres jugadas”.

 

LOS ÚLTIMOS DÍAS


Siempre uno viene pensando: ‘¿Cómo será el día en el que se termine?’ Con Lucas Licht jodíamos cada vez que pasábamos de fase: ‘Tenemos quince días más’. Pero sí me he tomado el tiempo de darle un abrazo a todos en el Bosque y en Estancia, de mirar el predio, porque sabía que el momento estaba cerca”, contó sobre los últimos meses.

En este sentido observó: “El tiempo es así, pasa para todos, y es muy importante tenerlo presente, no solo en el fútbol sino en la vida. Fui consciente siempre de que el final se acercaba, y obviamente me hubiera gustado estar el último partido en el Bosque pero no me lo puedo recriminar. Estoy orgulloso de haber vestido esta camiseta”.

Ya mañana empezaré a pensar en las posibilidades que se barajan, me iré de vacaciones y con el correr de los días tomaré una decisión”, sostuvo pensando a futuro, ya que su salida de Gimnasia no implica que cuelgue los botines: tiene intenciones de seguir jugando, y el nivel que mostró en el último tiempo lo respalda para poder hacerlo.

Por último habló sobre la posibilidad o no de regresar a Aldosivi, Chicago, San Martín de Tucumán o Ferro: “Todo depende. Hay que ver los planteles, los puestos en los que necesitan, si los técnicos te quieren. Si vuelvo como jugador o no, no depende de mí, lo más importante es poder ir a la cancha y mirar a todos a los ojos”.

SUMARIO