TODA LA INFO DEPORTIVA
Miércoles 20
Noviembre de 2019
CIELOSPORTS » Gimnasia » 19-05-2019

Pablo Morant: de la formación de un jugador, a una persona

El ex jugador y ex entrenador de Gimnasia pasó por CIELOSPORTS y al repasar su carrera en el club, analizó la formación de juveniles y la cruda realidad que viven aquellos chicos que no llegan a Primera.

Pablo Morant es sinónimo de trabajo, educación y sacrificio. Esas cualidades que lo llevaron a triunfar en el fútbol, desde su debut con la camiseta de Gimnasia en 1990, son los mismos que emplea en la formación de juveniles.

 

Hoy el presente del Flaco está en la conducción técnica y así lo hizo en los últimos meses en México. Regresó a La Plata y da clases en la escuela de entrenadores, mientras espera su regreso al país Azteca. Pasó por FM Cielo, y en diálogo con CIELOSPORTS analizó la formación de juveniles.

 

 

Pablo Morant coordinó varios años las divisiones juveniles de Gimnasia, en un proceso que le ha dado grandes réditos al club. Ese trabajo que hizo junto al Indio Ortiz el permitió conocer en primera persona a los chicos de hoy y poder decir que de su generación a hoy: “Lo que ha cambiado mucho es el aspecto social. En nuestra infancia lo único que hacíamos desde que salía el sol era jugar al fútbol. Era la posibilidad que teníamos. Estábamos permanentemente en contacto con el deporte y con el fútbol”.

 

Y agregó: “hoy es difícil que los chicos tengan ese contacto, y llegan a la escuelita sin tanto conocimiento y tienen que aprenderlo ahí. Ya no se juega libremente como se jugaba antes, eso sucede hoy solo en los pueblos del interior, y por eso llegan tantos chicos desde ahí. Entre la urbanización y un cierto grado de violencia más acentuado hacen que vos a un chico de diez años no lo dejes solo ni en la plaza”.

 

 

Con una basta experiencia en la formación de juveniles, el Flaco analizó el factor de la competencia y dejó en claro que “no conozco deporte en el que no exista la competencia, y desde las primeras etapas. La problemática no es si ganar es lo más importante sino si perder es una frustración. Lo que transmitimos es la carga valorativa, lo que el chico va a sentir”.

 

“Al chico hay que enseñarle a ganar y también a perder, que es parte del juego, como algo neutro. Hay cuatro equipos que se van a ir al descenso, y no pasa nada. Se fue River al descenso y hoy es campeón de todo. Nadie se muere y no hay que andar exagerando las cosas”, detalló al momento de hablar de la presión que esgrimen muchos sobre el resultado.

 

Por último Morant destacó el verdadero motivo de la formación y sintetizó el complejo trabajo diciendo que “la mayoría de los chicos no llegan a Primera División, por lo que uno debe devolver a la casa a una persona íntegra que puede estar capacitado para ocupar un puesto de trabajo que no tenga nada que ver con el fútbol”.

SUMARIO