TODA LA INFO DEPORTIVA
Domingo 25
Agosto de 2019
CIELOSPORTS » San Carlos - Informes » 18-05-2019

Los protagonistas reviven la epopeya de Villa San Carlos

A diez años del ascenso de la Primera C a la B Metropolitana integrantes del plantel campeón revivieron la campaña, el clásico ante Cambaceres y el título en un mano a mano con donde no solo destacaron lo futbolístico sino también las experiencias de vida que los llevó a forjar un grupo de amigos que levantó la Copa.

 

“La estructura del club, bien distinta a la de hoy, era similar a la un club de la Liga Amateur Platense y no a la de uno de Primera C”, así lo refleja Máximo Randrup en su libro “La epopeya de Villa San Carlos”. Palabra más que autorizada, futbolista de club, y de una etapa donde las falencias y ausencias eran la puerta de entrada para quienes llegaban con muchos sueños.

 

La historia futbolística del Villero se dividió, durante 42 años, entre la Primera C y la Primera D. La temporada 2007-2008 y esa buena campaña le permitió al equipo pensar en otro objetivo y el reducido se metió en la cabeza del plantel. La salida de Gabriel Pedrazzi y la llegada de Facundo Besada y Marcelo Malli, junto a una nueva dirigencia, encabezada por Alejo Colombo, le dieron un nuevo marco.

 

Leandro Martini le pedí a Mauro Raverta que creyera. Ese mensaje llegaba cuando el Pollo le preguntaba al cuándo les llegaría el turno de pelear por un título. Y así fue. La temporada 2008-2009 forjó un grupo de amigos que se quedó con el título. A diez años de esa conquista, protagonistas de esa gesta lo recuerdan en diálogo con CIELOSPORTS.COM.

 

 

 

 

EL CLUB 


San Carlos no se había preparado para pelear un título. La intención, ante la renovación de dirigente, era sumar puntos y acceder al reducido. De hecho el año previo el equipo había logrado una buena sumatoria de puntos para escaparle al descenso.

 

Así lo recuerda Mauro Raverta al contar que “veníamos de pasar momentos difíciles, de estar condenados a irnos a la D, hicimos una gran campaña, ingresamos al reducido y no nos alcanzó. Teníamos una base armada y que llegaron tres jugadores de mucha experiencia que potenciaron el plantel. Fueron aciertos para culminar algo tan lindo”.

 

“Con Leandro Martini veníamos compartiendo muchos partidos de luchar por no irnos al descenso. Siempre esa era la historia luchar para no descender y sufrir. Y un día le pregunté si se nos iba a dar de salir campeones y bueno lo logramos”, agregó el Pollo, quien luego logró el ascenso a la B Nacional.

 

 

 

EL GRUPO 


Todos los protagonistas que fueron parte de la temporada 2008-2009 de Villa San Carlos no dudan en marcar que el grupo fue el pilar fundamental. El sentido de amistad que forjó ese grupo, no solo los llevó a conseguir el ascenso, sino que perduró en los años.

 

“Fue un equipo que se fue armando de a poco. El club estaba en pleno crecimiento. Éramos un grupo de amigos, así lo sentíamos. Hubo un vestuario muy cómodo y muy alegre. Nos armamos para una gran campaña y nos fuimos ilusionando”, rememora Gonzalo Raverta en diálogo con CIELOSPORTS.COM.

 

El menor de los hermanos que fueron parte de los dos ascenso destacó que “si lo tendríamos que haber escrito seguramente elegíamos que si. El grupo tiene mucho cariño con el club, y por eso de película ese título y encima ante el clásico rival”.

 

 

 

ENTENDER QUE SE PODÍA 


"La segunda parte logramos hacer un gran cambio de meter una seguidilla de triunfos y fue lo que nos dio el ascenso. Esos partidos son fundamentales porque nos marcaron los puntos de inflexión, y que nos permitió darnos cuenta que podía pasar algo importante”, empieza marcando Emmanuel Ávalo Piedrabuena.

 

El volante revivió la campaña con mucho análisis y recordó un partido que para él y el grupo fue fundamental: “el partido con Berazategui nos dolió y eso nos marcó. De ahí en más logramos otra racha de victorias importantes y nos convencimos que podíamos lograrlo. Teníamos un grupo de mucha personalidad y estábamos bien para poder llegar a conseguir el título”.

 

 

EL DÍA TAN ESPERADO 


Federico Slezack es otro de los futbolistas que tiene una identificación especial con el club y que vivió aquel ascenso con mucha felicidad, no solo cumpliendo su sueño sino el de su familia y amigos.

 

El defensor vive muy cerca de la cancha y recuerda que eso le permitió vivir cosas especiales al día del ascenso. “Me tocó vivirlo de una manera especial porque vivo muy cerca de la cancha. Los días previos era todo celeste y blanco Berisso. La noche previa se vendían entradas, venían de Mar del Plata y distintos lugares a ver el clásico”, recordó en diálogo con CIELOSPORTS.COM.

 

“Lo que vivimos fue muy especial y fue un movimiento de gente que nunca se había vivido. La salida a la cancha fue impresionante, nunca habíamos jugado con tanto público”, agregó Slezack.

 

 

 

EL ASCENSO 


A tres fechas del final de la temporada, Villa San Carlos llegó con el objetivo a un paso. Un punto le permitía quedarse con el título y lograr el ascenso. Y así fue, el 18 de mayo, por la fecha 36, se midió ante Cambaceres y el 1 a 1 desató la alegría de miles de personas.

 

“Fue especial haber logrado el ascenso ante Cambaceres. Me sentí parte del club y tomé al rival como el clásico, a ganarle y darle la vuelta en la cara. Encima el marco en la cancha de Gimnasia, con más de 10 mil persona, fue un marco especial”, destacó Ignacio Oroná al revivir ese día.

 

Y agregó: “Ese partido me tocó entrar desde afuera. Me tocó entrar con el partido empatado y dentro de la cancha se iba pasando, a diferencia de lo que sucedía estando afuera. Era la primera vez que me tocaba ganar algo en mi carrera, lo disfruté mucho porque además éramos un grupo de amigos, que nos encontramos con todas nuestras familias viéndonos”, agregó el volante Villero.

 

 

 

EL FESTEJO 


Rodrigo Benítez era uno de los más chicos de aquel plantel y le tocó estar detrás de un gran arquero como el Lolo Lavallen, de quien aprendió mucho y con quien trabajó hasta lograr el ascenso. Él fue uno de los que lo vivió desde afuera ya que no le tocó firmar planilla el día del ascenso, pero es parte de este logro como cada jugador.

 

Al revivir el ascenso del 2009, Popi destaca lo que vivió ese día y no duda en marcar que “fue increíble porque el grupo era muy unido y ese día tenía a toda mi familia presente, como mucho de los chicos”.

 

“Tardamos como cuatro horas desde el Bosque hasta la Sede de la Villa. Venimos en el autobomba de los Bomberos, que nos esperó en la cancha y nos trajo hasta acá. La Montevideo estaba llena de gente y esa imagen nunca la vamos a olvidar”, agregó quien hoy también integra el plantel de Villa San Carlos.

 

 

 

EL PLANTEL 


ARQUEROS

Javier Lavallén

Gabriel Spina

Rodrigo Benítez

Juan Supertino

 

DEFENSORES

Lucas Ochandorena

Federico Slezack

Emiliano Córdoba

Mauro Raverta

Oscar Álvarez

Juan Cruz Gerez

Alejandro Durany

Nahuel Martins

 

MEDIOCAMPISTAS

Gonzalo Raverta

Santiago Sommariva

Leandro Martini

Leandro Madrid

Ignacio Oroná

Emmanuel Ávalo Piedrabuena

Mariano Ritondo

Jonathan Vevenis

Cristian Noguera

Juan Aguilera

Federico Jiménez

Juan Figueroa

Juan Bellini

 

DELANTEROS

Pablo Miranda

Rodrigo Salinas

Andrés Medina

Hernán Ocampos

Jonatan Tagliavini

Máximo Randrup

Gastón Rule

 

CUERPO TÉCNICO

Facundo Besada

Marcelo Malli

Carlos Gorostieta

Javier Martínez (P.F.)

Sergio Daher (P.F.)

Pablo Morel (E.A.)

 

SUMARIO