TODA LA INFO DEPORTIVA
Domingo 15
Septiembre de 2019
CIELOSPORTS » Acá hay una escuela - Estudiantes » 04-04-2019

Ignomiriello: “La Tercera que Mata fue la base de todo”

El ex entrenador de Estudiantes, formador de aquel recordado equipo que fue precursor del equipo campeón del mundo, pasó por ‘Acá Hay Una Escuela’ y habló de todo.

Miguel Ignomiriello es uno de los hombres clave en el éxito que tuvo Estudiantes en la década del sesenta, ya que fue el que comenzó a formar a aquellos jugadores que, de la mano de Osvaldo Zubeldía, conquistarían Argentina, América y luego el mundo.

El ex entrenador y formador del Pincha, que hoy tiene 91 años, pasó por los estudios de FM Cielo y en diálogo con el programa ‘Acá Hay Una Escuela’ dejó frases imperdibles sobre su pasado en el club, en donde se lo recuerda mucho por la famosa ‘Tercera Que Mata’.

Su identificación con la institución es muy fuerte, y sobre esto dijo: “Mi padre dijo un día: 'en esta casa, el que no es hincha de Estudiantes se tiene que ir'. A mí me resulta difícil explicar que significa el club en mi vida. Soy socio vitalicio e hincha desde los tres años”.

 “En marzo de 1963, Mariano Mangano me buscó para ir a Estudiantes y le transmití mi plan de trabajo. Llegué al club para aplicar veinte años de experiencia, tenía muy claro lo que quería”, contó el ex DT sobre sus primeros pasos en la institución.

 

SUS PRIMEROS PASOS


Sobre aquel comienzo de ciclo recordó cuáles fueron sus primeros pedidos a la Comisión Directiva: “Cuando llegué al club Estudiantes no tenía vestuarios ni cancha auxiliar para entrenar, mucho menos ropa y utilería. Pedí todo eso para poder trabajar”.

Estudiantes fue el primer equipo del país en tener cancha auxiliar para partidos oficiales de las categorías juveniles y, además, construyó un hogar para alojarlos. Somos un club pionero en la historia del fútbol argentino”, valoró en este sentido.

 

UN REVOLUCIONARIO


A la hora de hablar específicamente de lo que tuvo que ver con la preparación de los futbolistas, recordó: “Planteé como una necesidad entrenar doble turno, creo que nadie puede aprender en dos horas de trabajo, se requiere mucho más”.

Propuse comprar una balanza para saber el peso de los jugadores y exigí que tuvieran una buena alimentación. Bajaban más de un kilo por partido y no llegaban con la misma fuerza a disputar la pelota en el tramo final”, añadió también.

 

LA TERCERA QUE MATA


La 'Tercera que mata' fue la base de todo. El equipo que le ganó al Manchester United en Old Trafford tenía 13 jugadores formados en las inferiores de Estudiantes. Nunca volví a ver un caso similar en el mundo del fútbol”, recordó con orgullo.

Luego puntualizó en uno de los casos más emblemáticos de aquel equipo: “(Alberto) Poletti me impactó mucho cuando lo vi atajar en Sacachispas y quise traerlo. Ya había siete arqueros, pero yo insistí porque él tenía cosas diferentes. Sentí que había encontrado al sucesor de (Gabriel) Ogando”.

Yo incorporé a Eduardo Luján Manera, era un fenómeno. El primer torneo convirtió 18 goles, jugaba de nueve y yo lo puse de marcador de punta, rindió muy bien”, agregó por último sobre otra de las figuras de ese equipo, que luego sería un pilar en los títulos nacionales e internacionales.

SUMARIO