TODA LA INFO DEPORTIVA
Lunes 15
Julio de 2019
CIELOSPORTS » Estudiantes - Informes » 28-02-2019

¿Será Milito la llave para que Farías por fin vuelva al León?

Hace algunas semanas Juan Sebastián Verón habló sobre la posibilidad de que el Tecla tenga su merecido regreso al Pincha, pero desde entonces no hubo novedades. Milito, un DT con el que se conoce por haber coincididos en varias ocasiones… ¿Le dirá que sí a su regreso?

Probablemente ningún jugador haya hecho más méritos en la época previa al regreso de Juan Sebastián Verón para terminar su carrera en el club como los hizo Ernesto Farías, autor de 95 goles en 205 partidos con la camiseta de Estudiantes en época de vacas flacas.

Su nombre sonó en reiteradas ocasiones del 2011 a esta parte, pero su regreso nunca se materializó. La Bruja, hoy presidente, dijo hace algunas semanas que había hablado con el Tecla para sumarse a entrenar y, si el DT lo tenía en cuenta, poder retirarse con la casaca Pincha.

Sin embargo desde ese preciso momento hasta el día de la fecha no surgieron nuevas noticias sobre esta posibilidad, quizás a la espera de lo que pudiera suceder con el cuerpo técnico de Leandro Benítez, y ahora, de las definiciones en torno al nuevo entrenador.

Con Gabriel Milito a un paso de volver a ser entrenador de Estudiantes, un hombre al que el delantero de Trenque Lauquen conoce desde hace mucho tiempo, desde CIELOSPORTS nos preguntamos si, finalmente, esta vez la historia tendrá un final feliz.

 

¿CUÁNDO COINCIDIERON?


¿Qué tanto se conocen Milito y Farías? Esa seguramente sea la pregunta que se haga quien esté leyendo estas líneas. Bueno, si bien no son amigos ni mantienen una relación cotidiana, el ambiente del fútbol los llevó a cruzarse mucho desde hace 22 años, cuando tenían 16.

Ambos fueron parte de la Selección Argentina en el Sudamericano Sub 17 que se disputó en Paraguay en el año 1997, y meses más tarde, del Mundial de Egipto. Dos años después también integraron el Sub 20 en el Sudamericano de Argentina y en el Mundial de Nigeria.

Ya en el seleccionado mayor el defensor tuvo muchas más oportunidades que el Tecla, que solo contó con un partido: fue el 9 de septiembre de 2005, en una derrota ante Paraguay por 1 a 0 en las Eliminatorias para Alemania 2006. Ese día Milito estuvo sentado en el banco.

La última vez que coincidieron en un mismo plantel fue la única en la que lo hicieron en una institución: en el primer semestre de 2012 Milito volvió a retirarse en Independiente, y allí estaba Farías. Ambos fueron parte del once titular de aquel equipo del Rojo.

En 2015, ya con Milito siendo DT, por cuestión de meses no llegaron a cruzarse en City Bell: en la pretemporada de enero el Tecla entrenó junto al plantel, pero Mauricio Pellegrino le dijo que tenían otras prioridades. Para abril Loganiza dejó el cargo, y el ex defensor fue quien lo reemplazó.

 

EL TECLA HOY


Tan cierto como que Farías hizo suficientes méritos para retirarse en la institución es que su presente es una incógnita. Con 38 años se encuentra a punto físicamente, entrenando por su cuenta en Colombia, pero por ahora sin ritmo futbolístico.

Esto no es un dato menor, teniendo en cuenta que no es lo mismo la preparación física que puede realizar un deportista trabajando en soledad, y en particular un futbolista, que la que puede tener con el roce cotidiano del día a día dentro del terreno de juego.

Su último partido oficial fue hace más de un año y eso es algo que tiene bien en claro. Hoy, sin compromisos contractuales que lo aten a Cali, más allá de que allí se encuentra su residencia y la de su familia, está en condiciones de presentarse en City Bell cuanto antes.

Si bien su nombre sonó en varias instituciones de Colombia durante los últimos mercados de pases, como por ejemplo Atlético Huila y Deportivo Pereira, finalmente el delantero optó por no firmar con ninguna. Hoy todo indica que, si no es en Estudiantes, puede que no vuelva a jugar.

 

IDAS Y VENIDAS


La vuelta de Farías a Estudiantes es un tema del cual se ha hablado por años. Desde la época de Alejandro Sabella a cargo del primer equipo, allá por el año 2010 y comienzos de 2011, su nombre ha estado sobre la mesa en varias oportunidades, tan cerca y tan lejos a la vez.

¿Por qué no quiso volver antes? Eso es lo que muchas hinchas se han preguntado, pero la realidad es que, según sus propias palabras, si lo hizo. “Llegué a un acuerdo para volver cuando estaba Sabella, pero Estudiantes después no acordó con el Porto”, diría en 2017 en La Redonda.

En los años posteriores su nombre volvió a sonar recurrentemente, pero fue recién en 2015 cuando se convirtió en una posibilidad real. A comienzos de año estuvo entrenando sin club en el Country junto al plantel de Primera, pero no tuvo la chance de quedarse.

Allí recaló en Colombia para jugar en el América de Cali, en donde se convirtió en ídolo: fue clave para devolverlo a Primera, y convirtió 32 goles en 73 partidos. Una vez finalizado su vínculo con el equipo caleño contactó personalmente a Osvaldo Lombardi, pero tampoco pudo darse su vuelta.

Quiero retirarme en el club que quise siempre. Por el tema del contrato no hay ningún problema”, afirmó Farías, quien se ofreció a firmar con contrato mínimo. Sin embargo el club adujo que Gustavo Matosas tenía otras prioridades, y su regreso se desvaneció nuevamente.

 

¿LA CD QUIERE QUE VUELVA?


Recapitulando y mirando cómo se gestó el devenir de los acontecimientos que llevaron todo a la situación actual la principal pregunta no parece ser tanto si Milito le dará una chance, sino más bien si la dirigencia verdaderamente tiene interés en que lo haga.

Yo no puedo involucrarme en una decisión y poner incómodo al que está trabajando”, explicó Verón en 2017 luego de una nueva negativa, argumentando que no podía imponerle un jugador al entrenador, que en ese momento era Matosas.

Resultado de imagen para andujar estudiantes 2015

Como política sin dudas es razonable, pero choca con el recuerdo, por ejemplo, de la vuelta de Mariano Andújar: justamente Milito era el DT en ese entonces, y si bien él no lo pidió, el club lo trajo. El DT siguió utilizando a Hilario Navarro y Andújar esperó en el banco.

Está claro que en ese caso se trató de un caso distinto por ser un arquero que llegaba con un nivel que lo había llevado recientemente a estar en la Selección, pero sirve para ilustrar. El Tecla, como Andújar, dio mucho por el club y perfectamente su regreso podría ser una decisión institucional.

Los interrogantes que hay en torno a la condición futbolística y física de Farías son reales, pero recurriendo nuevamente a los ejemplos recientes, si Matías Laba tuvo la chance de ponerse a punto en el club durante todo un año y jugar solo un partido¿Por qué no Farías?

SUMARIO