TODA LA INFO DEPORTIVA
Miércoles 20
Febrero de 2019
CIELOSPORTS » Sudamericano Sub 20 - Selección Argentina - Informes » 08-02-2019

Argentina, al Mundial: un proceso difícil que forjó el carácter del Sub 20

El seleccionado juvenil no la tuvo sencilla, no solo durante el último mes adentro de la cancha, sino con un proyecto trunco que condicionó los tiempos y una preparación a contrarreloj que abrió varios interrogantes. Sin embargo los chicos y el cuerpo técnico se nutrieron de eso y lo sacaron adelante.

La Selección Argentina Sub 20 superó todos los obstáculos que se pusieron en el medio, tanto adentro como afuera de la cancha, y se aseguró ayer su boleto de clasificación a la Copa del Mundo de Polonia y a los Juegos Panamericanos de Lima.

El camino no fue sencillo para la delegación nacional, ya que jugadores y cuerpo técnico debieron conocerse sobre la marcha, en un proceso que en la previa tuvo de todo menos las características lógicas de un proyecto que pretenda ser serio y ordenado.

En las pocas semanas que compartieron juntos los juveniles comulgaron bien entre sí pero también con Fernando Batista y sus colaboradores. El DT y su grupo de trabajo debieron armar una lista a contrarreloj, y a pesar de un inicio difícil, pudieron lograr el objetivo.

Después de sortear la Primera Fase con dudas y sufriendo hasta el final (1-1 vs. Paraguay, 0-1 vs. Ecuador, 1-0 vs. Uruguay y 1-0 vs. Perú), en el hexagonal final se vio lo mejor del equipo a pesar de un traspié inicial (1-2 vs. Ecuador, 1-0 vs. Colombia, 3-0 vs. Venezuela y 2-1 vs. Uruguay).

 

LA IDEA ORIGINAL


Un año atrás seguramente ni el propio Batista podría haber imaginado que ocuparía el puesto que ostenta hoy. El cuerpo técnico del Sub 20 parecía bien definido, como el de toda estructura de los planteles de Selección, pero el Mundial de Mayores arrojó consecuencias.

La llegada de Jorge Sampaoli al equipo principal a mediados de 2017 trajo consigo a Sebastián Beccacece como Ayudante de Campo, pero también como entrenador de los juveniles de mayor edad. Allí se desempeñó hasta mediados del año pasado.

El hoy DT de Defensa y Justicia, sensación de la Superliga y escolta invicto de Racing, rompió lazos con Sampaoli una vez finalizada la Copa del Mundo de Rusia y presentó su renuncia al Sub 20, dejando un hueco grande en un espacio que parecía haber encontrado un rumbo.

Semanas después Sampaoli fue despedido, y los directivos de AFA se vieron sin cuerpo técnico en sus dos seleccionados principales a pocas semanas de un torneo amistoso pero de importancia como lo es el certamen juvenil de L’Alcudia. Allí recurrieron a Lionel Scaloni.

 

EL TRAMPOLÍN DE SCALONI


El ex jugador de la Selección Nacional se había sumado sobre la marcha al grupo de trabajo de cara al Mundial, en carácter de Ayudante Técnico del equipo. Luego de tantas salidas, fue uno de los pocos que se quedó, a pedido de los dirigentes.

Chiqui Tapia y compañía le solicitaron que dirigiese al Sub 20 en el torneo a disputarse en España, con la intención de que luego se hiciese cargo de manera oficial de dicho seleccionado juvenil. Con escaso tiempo de trabajo y un sinfín de ausentes, aceptó y viajó.

El 17 de julio Scaloni anunció sus 23 convocados, con una base de jugadores que al día de hoy se encuentra en Talca disputando el Sudamericano, ya que 10 de aquellos futbolistas que fueron citados hoy son parte de la nómina actual. El resultado es conocido.

El plantel se consolidó, como equipo y como grupo, y pudo levantar el trofeo al derrotar a Rusia en la Final. Para Scaloni ese éxito le dio la posibilidad de asumir interinamente a cargo de la Mayor, para luego ser ratificado en el cargo a fin de año después de algunos amistosos.

 

FIRMA Y A LA CANCHA


Una vez que esto sucedió Batista fue anunciado como entrenador del Sub 20. Eso pasó el 12 de diciembre del año pasado, con solo 36 días por delante para trabajar, teniendo en cuenta que el inicio del Campeonato Sudamericano estaba programado para tener lugar el 17 de enero.

Su arribo, anunciado en conjunto por el Presidente Claudio Tapia y por el Secretario Víctor Blanco, recibió varias críticas en primera instancia, por la manera en la que se dio y por la falta de pergaminos que se le adujo al entrenador entrante.

El Bocha, sin embargo, tenía un pasado reciente por el predio de AFA y justamente por el seleccionado Sub 20, ya que había sido uno de los colaboradores de Claudio Úbeda en su paso como DT en el Sudamericano y en el Mundial de 2017.

Junto a él se sumaron Esteban Solari como AC, Cristian Palandella como PF y Gustavo Piñero como entrenador de arqueros, aunque al poco tiempo este último partió con Gerardo Martino para dirigir a la Selección de México, siendo reemplazado por Damián Albil.

 

UNA LISTA DE APURO


Solo dos días después de asumir, el viernes 14 de diciembre, el DT se vio obligado por los tiempos a dar a conocer la preselección para el Sudamericano, ya que desde el lunes 17 los jugadores debían sumarse a entrenar en el predio de AFA.

En aquella nómina, que contó con 32 futbolistas, hubo varios ausentes que generaron críticas hacia el flamante DT: Matías Pellegrini (Estudiantes), Cristian Ferreira (River), Julián Carranza (Banfield) y Ignacio Aliseda (Defensa) entre otros.

Después de cinco días de trabajo el DT recortó la lista inicial y definió los 23 convocados al torneo de Chile, con las sorpresivas bajas de Benjamín Garré (Manchester City) y de Gonzalo Maroni (Boca/Talleres). Este último, igual, ingresaría por lesión y sería vital.

Ezequiel Barco (Atlanta United) debió ser desafectado a comienzos de este año, y el enganche Xeneize que está a préstamo en la T fue su reemplazante. Luego también el plantel sufrió la baja de Agustín Almendra (Boca), sustituido por Julián López (Racing).

 

LE ENCONTRARON LA VUELTA


El comienzo del Sudamericano no fue sencillo, pero el grupo tuvo su premio. Después de un flojo empate ante Paraguay y de una preocupante derrota ante Ecuador, llegó el golazo de Gonzalo Maroni ante Uruguay. Finalmente, ante Perú, consiguieron meterse entre los seis.

Con el primer objetivo ya cumplido el plantel se puso como meta clasificar al menos a la Copa del Mundo, sabiendo que para ello tendrían que ocupar uno de los cuatro primeros puestos en la ronda decisiva. Otra vez el camino arrancó torcido, pero supieron recomponerse.

Si bien los ecuatorianos volvieron a amargar a los chicos, tres victorias en fila ante Colombia, Venezuela y Uruguay los pusieron en el primer lugar. En el medio Julián Álvarez, Adolfo Gaich y Aníbal Moreno tuvieron los tres su momento para brillar.

Este domingo irán por el último paso, con la tranquilidad de haber asegurado el objetivo inicial. La idea será buscar el sexto título argentino luego de los de 1967, 1997, 1999, 2003 y 2015, con un plus: el partido decisivo será ante Brasil, y si lo vencen, lo dejarán sin Mundial.

SUMARIO