TODA LA INFO DEPORTIVA
Viernes 19
Julio de 2019
CIELOSPORTS » Estudiantes - Informes » 07-02-2019

Verón abrió la puerta: ¿Farías podrá retirarse en el Pincha?

La Bruja habló sobre el Tecla, quien a lo largo de los últimos años sonó casi tantas veces como José Sosa pero nunca pudo volver a Estudiantes. Ahora, en un momento complicado para el equipo, pueden abrirle la puerta como no lo hicieron en 2017.

Juan Sebastián Verón pasó ayer por los estudios de FM CIELO para dialogar con ‘Acá Hay Una Escuela’, y sorprendió al hablar de un tema que durante los últimos años pareció tabú: el regreso de Ernesto Farías a Estudiantes.

Contra todos los pronósticos que surgieron de lo que se vio en los últimos años el Tecla, que hoy tiene 38 años y hace un año que está sin club luego de recuperarse de una lesión, ahora tiene una última chance para retirarse con la camiseta del club.

El Tecla Farías no tiene las puertas cerradas, hoy estuvimos hablando con él y analizamos la posibilidad para que pueda empezar a entrenar si se siente bien para retirarse en el club”, sorprendió diciendo la Bruja.

En este sentido, si bien le abrió la puerta, también dejó en claro que dependerá de lo que desee el entrenador Leandro Benítez: “Después veremos si el técnico lo tiene en sus planes y si él está en condiciones de poder hacerlo”.

 

¿POR QUÉ AHORA?


La declaración no deja de llamar la atención, sobre todo en este momento del equipo. Luego de varios años en los que se habló siempre de su regreso pero el club nunca se movió para concretarlo, era una posibilidad que parecía perdida.

A comienzos de 2015 el Tecla entrenó en City Bell sin club, pero Mauricio Pellegrino le dijo que ‘buscaban otra cosa’. Allí se fue a Colombia, en donde fue una pieza vital en el regreso de América de Cali a Primera, y para mediados de 2017 volvió a Argentina.

Por ese entonces volvió a estar sobre la mesa la posibilidad de que se retire en Estudiantes, pero con Gustavo Matosas como DT la Bruja aseguró: “No puedo involucrarme en esa decisión y poner incomodo al que están trabajando”.

Hoy, en medio de una situación complicada en Superliga y, por sus declaraciones, sin la seguridad de que el Chino lo quiera en el plantel, su regreso parece ser una opción para calmar un poco las aguas entre los hinchas más grandes y nostálgicos.

 

EL RECUERDO


Para los simpatizantes más jóvenes hablar de Ernesto Farías es hacerlo sobre un jugador que, a la distancia, jugó en el club y metió muchos goles, pero sobre todo, que no quiso volver en plenitud de acuerdo a una idea generalizada e inexacta.

Llegué a un acuerdo para volver cuando estaba Alejandro Sabella, pero Estudiantes después no acordó con el Porto”, avisaría el Tecla a mediados de 2017, remitiéndose a la temporada 2010/11 y dejando en claro que su deseo de regresar no solo llegó en el ocaso de su carrera.

Para aquellos que recuerdan los últimos años de la década del noventa y los primeros de este siglo, pase lo que pase, Farías es la razón por la cual Estudiantes consiguió mantenerse en Primera en épocas de equipos con pocos recursos futbolísticos.

El Tecla se cansó de meter goles en un equipo en el que eran muy pocos los que lo acompañaban.  Por aquella época en la tribuna Pincha su aporte era por lejos el más valorado, y se decía que tenía que ‘tirar el centro y luego ir a cabecear’.

 

SUS NÚMEROS


El Tecla jugó 205 partidos con la camiseta de Estudiantes entre 1998 y 2004, y marcó 94 goles durante los años que pasó en el club. Esa cosecha resulta sorprendente en épocas de pelear abajo y mirar recurrentemente la calculadora.

Con esos 94 tantos se ubica quinto en el escalafón histórico de la institución en Primera, por detrás de grandes nombres que sirven para ponerlo en contexto: Manuel Pelegrina (219), Ricardo Infante (180), Alberto Zozaya (144) y Hugo Gottardi (125).

En cuatro torneos pudo convertir diez goles o más, y en uno de ellos eso le valió finalizar como goleador del torneo: fue en el Apertura 2003, cuando en la última fecha le anotó cuatro tantos a Newell’s para llegar a 12 y finalizar por encima del Beto Acosta.

Luego de irse del León pasó por el Palermo en 2004 antes de recalar en River, en donde jugó de 2005 a 2007. De 2007 a 2010 estuvo en el Porto, antes de recalar en Cruzeiro hasta 2011 y luego en Independiente entre 2012 y 2013. Finalmente jugó en Danubio y en América.

SUMARIO