TODA LA INFO DEPORTIVA
Miércoles 20
Febrero de 2019
CIELOSPORTS » Gimnasia - Informes » 30-01-2019

El camino de Gimnasia para levantar la Copa Centenario

Hoy se cumplen 25 años del segundo título Tripero, el único en el Profesionalismo, y por eso en esta nota te invitamos a repasar cómo fue su camino hacia ese logro.

El 30 de enero de 1994 el Lobo aulló fuerte en el Bosque, al quedarse con su segundo título de AFA: venció a River en la Final de la Copa Centenario por 3 a 1, y cosechó la última de sus dos estrellas, en un certamen inédito que nunca más volverá a repetirse.

En el marco de las celebraciones por los cien años de la entidad, la Asociación del Fútbol Argentino decidió a mediados de 1993 que se dispute una copa en homenaje. En la misma participaron los equipos de Primera, con la excepción de los descendidos: Talleres y San Martín de Tucumán.

18 fueron entonces los clubes que iniciaron la competición, que comenzó a finales del mes de julio pero recién pudo finalizar en enero de 1994, con un parate de casi cuatro meses entre la Quinta y la Sexta Fase de la Ronda de Perdedores.

 

EL FORMATO


El certamen adoptó un formato similar al que tuvo el Torneo Nacional de 1985 que ganó Argentinos, aunque con menos equipos, con una Ronda de Ganadores y otra de Perdedores, en la que los que caían en la primera tenían una segunda chance de seguir en competencia.

Nueve cruces se establecieron en la Primera Fase, en la que se priorizó el emparejamiento entre rivales clásicos: Boca jugó con River, Racing ante Independiente, Huracán con San Lorenzo, Newell’s frente a Rosario Central y, sí, Gimnasia contra Estudiantes.

Los nueve vencedores pasaron a la mencionada Ronda de Ganadores, mientras que los nueve derrotados avanzaron a la Ronda de Perdedores. Una vez allí si uno de los del primer grupo perdía caía inmediatamente en el segundo, pero si lo hacía uno del segundo quedaba eliminado.

En la Final se enfrentaban los dos ganadores de cada ronda, con el detalle de que para ser campeón el clasificado de la Ronda de Perdedores debía ganar dos partidos en lugar de uno, y que al que se había impuesto en la Ronda de Ganadores le alcanzaba con un empate.

 

EL DOBLE CLÁSICO


El primer rival fue, como quedó dicho, ni más ni menos que Estudiantes. El Lobo se impuso 1 a 0 en el primer juego el 26 de junio de 1993, en un partido polémico que no se llegó a terminar por incidentes con la parcialidad Albirroja. Guillermo Barros Schelotto anotó el único tanto.

El once titular en ese duelo inicial alistó a: Hernán Cristante; Jorge San Esteban, Pablo Morant, Darío Ortiz y Pablo Talarico; Pablo Fernández, José Montelongo, Favio Fernández y José María Bianco; Fernando Galetti y Guillermo Barros Schelotto.

El partido se le dio por ganado al elenco Tripero por el marcador vigente al momento de la suspensión, y una semana después, el 4 de julio, se jugó la revancha en 1  y 57. Allí el equipo de Carlos Ramacciotti y Edgardo Sbrissa sostuvo el 0 a 0 y pasó de fase.

La formación del segundo juego fue: Enzo Noce; Jorge San Esteban, Pablo Morant, Darío Ortiz y Sergio Dopazo; Favio Fernández, Pablo Talarico, Omar Mónaco y José María Bianco; Fernando Galetti y Guillermo Barros Schelotto. Luego entró: Víctor Zwenger.

 

TACHÓ A LA LEPRA


Ya en la Primera Fase de la Ronda de Ganadores el rival de turno para Gimnasia fue Newell’s. A partir de esa instancia se comenzó a jugar a un solo partido en cancha neutral. En este caso fue en la de Estudiantes, con victoria Tripera 1 a 0 con gol de Sergio Dopazo.

El partido se jugó el 11 de julio y tampoco concluyó: finalizó a los 87 minutos porque la Lepra no tenía suficientes jugadores. Diego Castagno Suárez, Leonardo Díaz, Lucio Ramos y Aldo Soria fueron expulsados, y Marcelo Escudero se lesionó cuando no tenían más cambios.

Los once ese día fueron: Enzo Noce; Jorge San Esteban, Pablo Morant, Darío Ortiz y Sergio Dopazo; Pablo Talarico, Pablo Fernández, Gustavo Barros Schelotto y José María Bianco; Favio Fernández y Guillermo Barros Schelotto. Ingresaron: Daniel Stremiz y Omar Mónaco.

 

COSTÓ PERO PASÓ


En la Segunda Fase Argentinos Juniors plantó batalla en cancha de Deportivo Español, en un partido chivo que consiguió dar vuelta en el complemento tras arrancar en desventaja. Fue 2 a 1 para quedar un paso más cerca del campeonato.

Nicolás Lauría Calvo puso arriba al Bicho aquel 18 de julio, pero en el complemento Sergio Dopazo y Pablo Morant decretaron el triunfo. El partido fue complicado y caliente, y como recordó Carlos Ramacciotti, luego terminarían agarrándose a trompadas.

La dupla ese día paró a: Enzo Noce; Sergio Dopazo, Pablo Morant, Darío Ortiz y Ariel Pereyra; Joaquín Saffores, José María Bianco, Gustavo Barros Schelotto y Pablo Talarico; Favio Fernández y Guillermo Barros Schelotto. Más tarde entraron: Jorge Gregorutti y Pablo Caballero.

 

EL LOBO A LA FINAL


El partido más difícil de todos llegó en la Final de la Ronda de Ganadores. Gimnasia y Belgrano se midieron el 7 de agosto por un lugar en el partido decisivo, un duelo clave para dos equipos que no tenían títulos en AFA durante el profesionalismo.

Si bien la cancha fue neutral la sede favoreció al Pirata, ya que fue el Estadio Olímpico de Córdoba, pero el Lobo se hizo fuerte: dos veces remontó el marcador luego de que Luis Artime y Luis Sosa marcaran para los cordobeses, con tantos de Gustavo y nuevamente de Dopazo.

Luego de treinta minutos de alargue sin que el  2 a 2 volviera a modificarse llegaron los penales, y con ellos el momento de brillar para Jorge Gregorutti, un arquero que no volvería a jugar en el club pero que ese día fue héroe atajándole un penal a Sebastián Brusco para definir la serie 4 a 3.

El equipo titular contó con: Jorge Gregorutti; Jorge San Esteban, Pablo Morant, Darío Ortiz y Sergio Dopazo; José María Bianco, Pablo Fernández, Gustavo Barros Schelotto y Fabián Vázquez; Fernando Galetti y Guillermo Barros Schelotto. Ingresaron: Pablo Caballero y Daniel Stremiz.

 

GIMNASIA CAMPEÓN


El 30 de enero de 1994 es un día que quedó marcado a fuego en la retina de los hinchas Triperos. En aquella jornada, después de cinco de meses de espera para conocer a su rival, se impuso ante River por 3 a 1 en el Estadio del Bosque y se llevó la Copa.

En aquella Final el Lobo tuvo ventaja de la localía, y en su casa se impuso para poder festejar. En la primera parte otro arquero de la cantera como Javier Lavallén tuvo su momento para brillar, atajándole un penal a Guillermo Rivarola, y antes del descanso Hugo Guerra anotó el primero.

En el complemento, no obstante, la Banda llegó a la igualdad a través de Facundo Villalba, pero el Lobo alejó todo tipo de duda en el último cuarto de hora con goles de Pablo Fernández y de Guillermo Barros Schelotto para asegurarse el trofeo.

El once por el título fue: Javier Lavallén; Guillermo Sanguinetti, Pablo Morant, Darío Ortiz y Sergio Dopazo; Pablo Talarico, Pablo Fernández, José María Bianco y Gustavo Barros Schelotto; Hugo Guerra y Guillermo Barros Schelotto. Luego ingresó: Favio Fernández.

Resultado de imagen para gimnasia copa centenario

SUMARIO