TODA LA INFO DEPORTIVA
Sábado 15
Diciembre de 2018
CIELOSPORTS » Copa Argentina - Gimnasia » 07-12-2018

El camino de Gimnasia en una Copa para el recuerdo

El Lobo estuvo a nada de cosechar el tercer título de su historia, en un partido que se definió por penales y pudo caer para cualquier lado. Por eso te invitamos a repasar cómo fue su andar a lo largo de este histórico torneo del equipo de Pedro Troglio, más allá de no haber podido coronarse.

Después de casi 25 años Gimnasia volvió a jugar una Final, al enfrentarse a Rosario Central por la Copa Argentina. La última vez había sido el 30 de enero de 1994, con un triunfo sobre River que le permitió levantar la inédita Copa Centenario. Esta vez, no pudo repetir.

Si bien hoy será seguramente un día doloroso para sus hinchas, la Copa Argentina 2018 quedará en el recuerdo como una gran campaña del equipo de Pedro Troglio, en la que se dio el gusto de ser el primero a nivel doméstico en eliminar a Boca y River en una misma competición.

El encuentro ante el Canalla fue el último paso en el camino Tripero, y si bien no tuvo el desenlace esperado, para jugar una Final primero hay que hacer los méritos para llegar. Por eso desde CIELOSPORTS.COM repasamos el camino de Gimnasia.

 

32vos de Final: SPORTIVO BELGRANO


Todo comenzó el 21 de julio para el Lobo. Aquel día se enfrentó ante Sportivo Belgrano de San Francisco en el Estadio Alfredo Beranger del club Temperley que se encuentra ubicado en Turdera, y con mucho sacrificio sacó adelante un partido chivo por 1 a 0.

No fue una tarde sencilla para el equipo de Pedro Troglio, ante un equipo que se cerró bien y no dio muchos espacios. Santiago Silva marró un penal, pero cuando la definición desde los doce pasos se acercaba, Lucas Licht apareció a diez del final con un buen remate para abrir el marcador.

Los once en aquella jornada fueron: Alexis Martín Arias; Facundo Oreja, Maximiliano Coronel, Germán Guiffrey y Matías Melluso; Víctor Ayala, Fabián Rinaudo, Hernán Tifner y Juan Cataldi; Matías Gómez y Santiago Silva. Luego entraron: Eric Ramírez, Lucas Licht y Ezequiel Bonifacio.

 

16vos de Final: OLIMPO


Ocho días más tarde, el 29 de ese mismo mes, Gimnasia volvió a sortear una nueva instancia de la Copa. Esta vez fue en el Coloso del Ruca Quimey de Cutral-Có, en la Provincia de Neuquén, en donde se impuso frente a Olimpo de Bahía Blanca nuevamente por 1 a 0.

El elenco Tripero debió enfrentarse a un equipo Aurinegro con muchos juveniles, producto de una inhibición que le impidió a los bahienses utilizar a sus refuerzos, y los chicos se corrieron la vida. Sin embargo el Lobo festejó con un tanto de un juvenil propio: Matías Gómez.

Ese equipo titular alistó a: Alexis Martín Arias; Facundo Oreja, Maximiliano Coronel, Manuel Guanini y Matías Melluso; Víctor Ayala, Fabián Rinaudo, Lorenzo Faravelli y Juan Cataldi; Matías Gómez y Santiago Silva. Después ingresaron: Alejandro Melo, Lucas Licht y Hernán Tifner.

 

Octavos de Final: BOCA


El siguiente partido debió aguardar casi dos meses, pero la espera valió la pena. El 29 de septiembre el Lobo dio la nota en el Estadio Mario Kempes de Córdoba, y venció a Boca de manera agónica para meterse entre los ocho mejores. ¿El resultado? Otra vez 1 a 0.

Frente a un equipo Xeneize cargado de figuras, que era amplio favorito, el elenco conducido por Pedro Troglio se plantó de igual a igual y protagonizó un partido muy disputado, que finalmente se abrió de manera agónica con un tanto del venezolano Jan Carlos Hurtado.

Los once Triperos fueron: Alexis Martín Arias; Facundo Oreja, Maximiliano Coronel, Gonzalo Piovi y Matías Melluso; Horacio Tijanovich, Fabián Rinaudo, Lorenzo Faravelli y Matías Gómez; Santiago Silva y Mauro Guevgeozián. Luego entraron: Ezequiel Bonifacio, Jan Hurtado y Lucas Licht.

 

Cuartos de Final: CENTRAL CÓRDOBA


En la siguiente instancia el Lobo se vio en la vereda opuesta, ya que de ser punto ante Boca pasó a ser banca ante el Ferroviario. El 13 de octubre en el Nuevo Monumental de Rafaela, después de un partido feo, quizás el peor de los cinco que lo depositaron en la Final, consiguió avanzar.

Fue a través de su primera definición por penales, 4 a 3 luego de igualar 1 a 1 en el tiempo regular. Alfredo Ramírez había puesto en ventaja a los santiagueños, pero a siete del final Jan Hurtado se había vuelto a vestir de héroe. Luego Ezequiel Bonifacio anotó el penal decisivo.

La formación de ese día fue: Alexis Martín Arias; Ezequiel Bonifacio, Maximiliano Coronel, Gonzalo Piovi y Matías Melluso; Horacio Tijanovich, Fabián Rinaudo, Lorenzo Faravelli y Matías Gómez; Santiago Silva y Mauro Guevgeozián. Ingresaron: Lucas Calderón, Lucas Licht y Jan Hurtado.

 

Semifinales: RIVER


El miércoles 28 de noviembre Gimnasia dio el último paso hacia la Final. El equipo Albiazul se plantó de igual a igual en el José María Minella de Mar del Plata ante el otro finalista de Copa Libertadores, le cortó su racha de 16 triunfos en fila por Copa Argentina y lo eliminó por penales.

Fue 2 a 2 en un partido que tuvo de todo. Gonzalo Martínez abrió el marcador de tiro libre, pero de inmediato Lorenzo Faravelli niveló el marcador. Antes del descanso Ezequiel Bonifacio vio la roja, y complicó el panorama de cara a la segunda mitad.

En el reinicio Lucas Pratto volvió a poner arriba al Millonario, que pareció tener todo a favor, pero en diez minutos se le complicó enormemente: Javier Pinola vio la roja y Santiago Silva volvió a empatarlo. Luego en los penales el Tripero estuvo más fino, y se impuso por 5 a 4.

Los once, esta vez, fueron: Alexis Martín Arias; Ezequiel Bonifacio, Maximiliano Coronel, Germán Guiffrey y Matías Melluso; Víctor Ayala, Fabián Rinaudo, Lorenzo Faravelli y Maximiliano Comba; Horacio Tijanovich y Santiago Silva. Además entraron: Manuel Guanini, Lucas Licht y Jan Hurtado.

 

Final: ROSARIO CENTRAL


Anoche finalmente llegó el día. Gimnasia se plantó de igual a igual ante un equipo que, como el Xeneize y el Millonario, contaba con un plantel mucho más completo y mejor valuado. Sin embargo estuvo a nada de, otra vez, terminar festejando.

Fue 1 a 1 en el Malvinas Argentinas de Mendoza, en un encuentro en el que Rosario Central se puso arriba en la primera parte con un gol de carambola de Fernando Zampedri cuando había hecho escaso mérito para hacerlo, y en el que Lorenzo Faravelli niveló en la segunda parte.

En el cierre ninguno de los dos encontró los caminos al gol, y luego de que Jeremías Ledesma salvara un gran cabezazo de Santiago Silva, fueron a penales. Allí el Tanque y Manuel Guanini carecieron de puntería, y la Copa en su cuarto intento se fue para Arroyito.

El equipo de la Final alistó a: Alexis Martín Arias; Víctor Ayala, Manuel Guanini, Germán Guiffrey y Matias Melluso; Fabián Rinaudo y Lucas Licht; Maximiliano Comba, Lorenzo Faravelli y Horacio Tijanovich; y Santiago Silva. Luego ingresaron: Jan Hurtado, Matías Gómez y Kevin Gutiérrez.

SUMARIO