TODA LA INFO DEPORTIVA
Viernes 22
Noviembre de 2019
CIELOSPORTS » 18-09-2018

El viaje en primera persona: Verón y Conigliaro

Los autores de los dos goles que le permitieron al club levantar la Copa Intercontinental, uno en la ida y el otro en la vuelta, contaron sus sensaciones en la previa de este regreso a Inglaterra.

Marcos Conigliaro y Juan Ramón Verón fueron dos piezas fundamentales de aquel Estudiantes de Osvaldo Zubeldía que se quedó con la Copa Intercontinental: uno marcó en la Bombonera, y el otro lo hizo en Old Trafford. Antes de regresar a Manchester ambos dialogaron con FM CIELO.

Conigliaro fue el autor del tanto del triunfo por 1 a 0 en el partido de ida, mientras que la Bruja padre fue quien sorprendió al ‘Teatro de los Sueños’ en el arranque del encuentro de vuelta. “Fue un balde de agua fría para ellos”, recuerda uno sobre el gol del otro, que desorientó a los locales.

Es la alegría futbolística más grande. Es lo que sueña cualquier jugador de fútbol, alguna vez salir campeón en su país y salir campeón del mundo. Afortunadamente tuve la suerte de conseguirlo con Estudiantes”, resumió Conigliaro, aunque seguramente lo piensan todos los protagonistas.

 

EL RECUERDO DE CONIGLIARO


Éramos una familia. Prácticamente íbamos de visita a nuestras casas, porque vivíamos acá en el Country”, recordó el ex delantero en diálogo con ‘No Te Des Vuelta, y reconoció: “Es emocionante poder volver a vivir algo que fue hace 50 años, es impresionante”.

Sobre el viaje en sí Conigliaro puntualizó: “Menos jugar creo que podemos hacer de todo, vamos a festejar a conocer el museo. Marquitos nos debe estar esperando a nosotros y nosotros queremos verlo a él. Va a ser algo grato poder verlo a él”.

Lo más importante era que (Néstor) Togneri pudiera parar a Bobby Charlton, porque era el hombre que manejaba al Manchester. Después todo el equipo corriendo, poniendo y luchando para que el partido no se nos fuera de las manos”, recordó sobre la charla técnica.

A pesar de que la tecnología no era la de hoy, algo sabían del rival: “Habíamos visto un video de la Copa de Europa contra Benfica. Pero simplemente conocíamos los nombres de los jugadores y la posición que ocupaban, sobre todo porque había media selección de Escocia”.

Lo nuestro era ser un equipo demasiado elástico. Era un 4-3-3 que de repente era 4-4-2 y de repente éramos 68 que estábamos arriba. Cuando hacíamos un gol la gente se ponía a agitar un pañuelo, porque era difícil que nos convirtieran”, recordó sobre el dibujo táctico.

Por último, destacó: “Nosotros hablábamos mucho dentro de la cancha. De ese equipo de Estudiantes, de los once que jugábamos habitualmente, once fuimos técnicos. La semillita que plantó Osvaldo (Zubeldía) germinó y muy bien”.

 

ASÍ LO VIVE LA BRUJA


En principio me alegra el reconocimiento del club. El hecho de volver, y de hacerlo con compañeros que tuvimos la posibilidad de jugar allí, es muy lindo. También nos reencontraremos con mucha gente que conocimos allí”, manifestó Juan Ramón Verón sobre este viaje.

En diálogo con ‘Tiempo de Fútbol’, la Bruja padre recordó cuando le tocó ir junto a su hijo: “Cuando Sebastián (su hijo) jugó allí volví a esa cancha. Pero es mejor ahora porque viajamos con muchos compañeros que están y con el recuerdo de todos los demás que no están”.

Tuvimos la suerte de hacer el gol muy rápido”, recordó sobre la Final en Manchester, y consideró clave el tanto tempranero: “En los primeros cinco minutos no se escuchaba nada, era impresionante.  A partir del gol nuestro se calmaron, y estuvieron bastantes tranquilos”.

Su gol le complicó las cosas a los locales, y al respecto recordó: “Ahí ellos intentaron y buscaron. Tenían muy buenos jugadores, y varios de Selección, pero no pudieron. Fue un gran planteamiento de Osvaldo (Zubeldía), ellos casi no tuvieron casi situaciones de gol”.

Lo trabajábamos siempre. Hicimos muchísimos goles así. Osvaldo (Zubeldía) era muy medido en todo, no hacía declaraciones que pudieran afectar al equipo”, contó sobre el hermetismo de la previa, y sobre la posibilidad de reeditar su gol bromeó: “Siempre estamos practicándolo”.

También recordó el paso por Lymm, una localidad a la que regresarán: “Era buscar el lugar ideal para nosotros, porque no estábamos muy lejos pero teníamos una distancia necesaria. Se hizo una linda comunidad y pudimos pasarla muy bien. Viajamos una semana antes”.

No había tiempo para festejar, siempre teníamos algo para hacer. El festejo fue en el vestuario con mate, porque nosotros al día siguiente volábamos a Italia para jugar un amistoso con el Inter”, recordó por último, reconociendo que, de sucederle hoy, todavía estaría festejando.

SUMARIO