TODA LA INFO DEPORTIVA
Miércoles 15
Agosto de 2018
CIELOSPORTS » Gimnasia » 10-08-2018

Así se preparó el Lobo para su desafío de permanencia

Con la llegada de Pedro Troglio el club buscó ordenar a un equipo que no encontró el rumbo durante la última temporada. El grupo sabe bien que debe sumar la mayor cantidad de puntos posible para no sufrir, y en pos de ese objetivo trabajaron y se reforzaron.

Gimnasia iniciará mañana una temporada muy importante, debutando ante Argentinos Juniors por la Superliga 2018/19. En el Lobo saben bien que el objetivo principal es sumar, sumar y sumar para llegar con aire al final del torneo en la pelea de abajo, y para eso se prepararon.

Con Pedro Troglio a la cabeza, el elenco Tripero armó un plantel competitivo en el que primero se nutrió de las principales promesas de la cantera y luego, de a poco y en la medida en la que su billetera se lo permitió, fue agregando refuerzos y apuestas en cada zona.

Para no sufrir el Lobo deberá sumar, y con esa meta entre ceja y ceja no hay mejor DT que el que trajo: sus números pasados lo respaldan. Desde CIELOSPORTS.COM te invitamos a repasar cómo fue el receso y la conformación de un plantel que promete dar batalla.

 

LLUVIA DE REFUERZOS


El Lobo se reforzó como hacía mucho no sucedía, dándose maña en vistas de la falta de recursos económicos. Si bien la mitad de las caras nuevas que tiene el plantel son jóvenes con proyección, también incorporó su cuota de experiencia y de calidad.

Santiago Silva y Víctor Ayala llegaron para aportarle su jerarquía a un equipo con muchos chicos, algo que seguramente harán también Mauro Guevgeozián y Sebastián Moyano en el vestuario, aunque no les toque ser parte de la formación de arranque.

A la hora de generar juego el Lobo sumó a dos jóvenes de buen manejo como lo son el ex San Lorenzo Alejandro Melo y el ex Racing Santiago Rosales. Además, para sumar en defensa, consiguió a Gonzalo Piovi tras la negativa de Nacional por Miguel Jacquet.

 

EXPERIENCIA Y JUVENTUD


A pesar de que el equipo tiene 13 refuerzos en principio solamente tres de ellos se perfilan para ser de la partida, uno en la mitad de la cancha y dos en el frente de ataque.  A ellos podría sumarse también uno más en defensa, pero deberá ganárselo.

Santiago Silva será la referencia de ataque y buscará ser lo que no pudieron ni Nicolás Ibáñez, ni Jerónimo Barrales, ni Nicolás Contín ni Franco Niell la temporada pasada: un nueve rendidor que aporte goles de manera sostenida.

En tanto Santiago Rosales lo acompañará tirado al costado, mientras que Víctor Ayala será una de las ruedas de auxilio de Fabián Rinaudo en la mitad de la cancha. El que debe pelear para meterse es Gonzalo Piovi, que luchará mano a mano con Germán Guiffrey.

 

BAJAS QUE DUELEN


Varios son los jugadores que se fueron, pero hay tres que duelen más que el resto y uno que es el que más se sintió a la hora de conformar el equipo. Omar Alderete, Nicolás Colazo y sobre todo Brahian Alemán son los nombres a reemplazar.

El caso del uruguayo es sin dudas el que más dudas genera a la hora de encontrarle un reemplazo, ya que era la principal carta del equipo a la hora de generar juego y había tenido muy buenas presentaciones en los amistosos ante Cerro Porteño y Godoy Cruz.

Sin embargo en los dos primeros partidos oficiales de la temporada, ambos por Copa Argentina, el equipo encontró la manera de arreglársela sin él, siempre con el orden como premisa. Así derrotó a Sportivo Belgrano y a Olimpo, priorizando el cero en su arco.

SUMARIO