TODA LA INFO DEPORTIVA
Domingo 19
Agosto de 2018
CIELOSPORTS » ODESUR - Polideportivo - Informes » 30-05-2018

El Remo, la historia del deportista y la Argentina

El deporte en la Argentina es inclusión, pero las políticas llevan a que el deportistas sea un ser excluido. Formados en la competencia diaria y en los sacrificios desmedidos, los integrantes del equipo argentino de Remo son ejemplo para muchos. A pesar del abandono diario, transforman las limitaciones en desafíos y en los Juegos Suramericanos volvieron a marcar un precedente.

La Argentina y el Remo van de la mano. La historia marca que las prácticas iniciales de este deporte se dieron con las migraciones de fines de 1800, y el Riachuelo fue escenario de las primeras regatas. El 8 de diciembre de 1873 se escribe un capítulo importante en la historia de este deporte, con la primera regata oficial en nuestro país, que fue presenciada por el entonces Presidente, Domingo Faustino Sarmiento. 20 años después se creó la Unión de Regatas del Río de La Plata y desde Buenos Aires hacia el interior se propagó el deporte.

 

Directa o indirectamente, como sucede con cada deporte en nuestro país, el Remo estuvo anclado a la política. Las decisiones de los gobernantes marcan el apoyo y desarrollo de una disciplina que le ha dado muchas alegrías a la Argentina en diversas competencias internacionales. Entre ellas se destacan las cuatro medallas olímpicas conseguidas en los Juegos de 1936, 1952, 1968 y 1972, donde se graba la leyenda de Alberto Demiddi.

 

Las condiciones del deporte en nuestro país mejoraron en los últimos años, desde la creación del Enard, como sucedió con tantas disciplinas, y así muchos remeros encontraron nuevas posibilidades. Pero al mismo tiempo los problemas persisten y siguen “contaminando” sus desarrollos, y son ellos quienes salen a pelear por las condiciones necesarias.

 

Amparados en los logros de los Juegos Olímpicos de Río 2016, remeros y palistas, apoyados por otros deportistas, salieron a difundir la campaña “Limpiemos el Reconquista”, proyecto que busca la concientización para el saneamiento del Reconquista y de todas las cuencas, para mejorar las condiciones de vida de quienes viven allí y para remar en aguas limpias.

 

 

La iniciativa encontró un gran respaldo del deporte argentino pero no el deseado por parte de los gobernantes. Así es como hoy llegaron a los Juegos Odesur de Cochabamba, Bolivia, pidiendo nuevamente por el Reconquista.

 

Ariel Suárez, Agustín Díaz, y los hermanos Rosso son ejemplo de lucha, entre una decena de remeros y palistas que se pusieron al frente de una campaña que busca mejores condiciones para el desarrollo de sus deportes. Con esa bandera llegaron a Bolivia y después de sus logros volvieron a pedir condiciones.

 

 

El Remo le dio 14 medallas a la Argentina en los XI Juegos Suramericanos, siendo hasta el momento la disciplina con mayor cantidad de preseas. Las seis medallas de oro y las ocho medallas de plata siguen respaldando la búsqueda y desarrollo de los remeros nacionales que pese a las adversidades diarias siguen siendo ejemplo en Sudamérica y el Mundo.

 

Cristian y Brian Rosso, Ariel Suárez, Agustín Díaz, Francisco Esteras, Rodrigo Murillo, Axel Haack, Iván Carino, Lautaro Barrios, Joaquín Iwan, Nicolás Silvestro, Martina Melgar, Milka Kraljev. Karina Wilvers, Alejandro Colomino, Carlo Gracia, Matías Boledi, Ignacio Pezzente, Oriana Ruíz, Evelyn Silvestre y Melisa Antunez son los responsables de las 14 medallas conseguidas por el Remo en los Juegos Odesur de Cochabamba.

 

Son ellos quienes siguen demostrando, como otros cientos deportistas, que con apoyo y desarrollo, la bandera Argentina puede flamear en las premiaciones mundiales. Pero también son ellos, y muchos jóvenes deportistas, quienes siguen esperando que el Estado y las autoridades del deporte Nacional aporten soluciones a los problemas cotidianos para el desarrollo de la disciplina y posicionarse desde otro lugar al futuro, sin tener que remar contra la corriente y la basura.

SUMARIO