TODA LA INFO DEPORTIVA
Miércoles 12
Septiembre de 2018
CIELOSPORTS » 22-01-2016

Los Estudiantes de La Plata

En diálogo con FM Cielo el volante Albirrojo contó cómo terminó el colegio y sus deseos de estudiar Antropología. Ya se anotó en la Universidad, mientras espera su debut en Primera.

Los clubes son formadores de personas. Esta frase a quedado sepultada en los últimos años del fútbol argentino, ante el embate de empresarios y dirigentes corruptos que sólo persiguen el negocio.

Pero no todo está perdido. No todo está manchado. No todo es negocio. Los futbolistas, al igual que los deportistas amateurs, encuentran en las instituciones su lugar. Se forman, crecen y desarrollan, hasta que les toca el momento de emigrar.

En Estudiantes apostaron, ya desde hace varios meses, a que el deporte vaya de la mano con la educación. Y si bien son varias las ideas que funcionan en el club en este sentido, la educación de los jugadores de Primera es una de las que más impactado.

El año pasado fue el propio Gastón Gil Romero quien se mostró en el aula del colegio del Country Club de City Bell terminando el secundario de tarde-noche, luego de los entrenamientos de cada día.

Uno de sus compañeros fue Santiago Ascacibar. El juvenil, que ante Racing jugó su primer partido en Primera y que espera su debut en el torneo, se anotó en el colegio y ahora irá a la Universidad.

En diálogo con Marcelo Zlotogwiazda por Estación Marina-Fm Cielo, el futbolista contó que “Empecé a mitad de año. Me puse a hablar con unos compañeros que habían arrancado en el club. Lo empecé a pensar y me di cuenta que lo tenía que terminar”. Y agregó: “Uno de los grandes problemas que tienen los colegios es que no tienen ayudas para quienes jugamos al fútbol, por los horarios y los tiempos se me hubiese hecho mucho más difícil”.

Pero ese problema se resolvió en el momento que en el club abrieron el colegio para los deportistas: “En Estudiantes se te hace más llevadero, porque además estás con muchos compañeros de División y chicos que vas conociendo dentro del club. Se hace una convivencia llevadera. Estoy muy contento por todo lo que me brindó el club en esta escuela”.

La preparación del Rusito, una de las promesas de la cantera Albirrojo, no termina allí. A fines del año pasado se anotó en la Universidad: “Retomé los estudios que había dejado, terminé el secundario y ahora me anoté en Antropología. Siempre me gustó todo lo que tiene que ver con la historia y con conocer más”.

SUMARIO