Exclusivo CIELOSPORTS

Martín Gorostegui dio detalles del balance y la obra de 1 y 57

Martín Gorostegui hizo un amplio repaso sobre el primer gobierno de Sebastián Verón, se refirió al crédito con el banco chino para terminar la obra del estadio y dio detalles de la misma. Además, hizo su análisis del plano electoral y también deportivo.

A la hora de hacer un repaso general, comenzó destacando: “Es un balance de estos tres años de la gestión, que fueron difíciles. Agarramos una situación económico - financiera complicada, pero lo pudimos revertir con el transcurso de los años. El fútbol amateur nos permitió vender bien y revertir esa situación. El balance de mañana es un superávit de 300 millones de pesos”.

Pensando en la frialdad de los números, explicó: “Del lado del pasivo es más una cuestión de película. Lo que muestra son las obligaciones con terceros que el club tiene hoy. Pasó de 304 a 346, pero el aumento obedece a cuestiones vinculadas con las obligaciones que el club asumió con Sport Club, Experiencia Fútbol. Es decir que de los 346 millones, alrededor de 130 responden a esto. No tiene la obligación de Estudiantes de devolverlo, no es una deuda. Concretamente, el club ha mejorado muchísimo su posición”.

Teniendo en cuenta la no celebración de las elecciones, Gorostegui señaló: “No hablamos de que no hay oposición, se dio naturalmente. Yo pienso que se conjugaron una serie de razones, principalmente la figura de Sebastián Verón. Hoy tenemos un club mejor, desde todo punto de vista. Todo esto desembocó en esta situación, de no tener una visión distinta a la nuestra. Nos hace generar una responsabilidad mayor. Siempre decimos entre nosotros que tenemos que gestionar como si el club estuviera todo mal”.

Sobre lo que se refiere a la obra de 1 y 57, aseguró: “Indudablemente el Estadio es el anhelo de todos los que están en la vida de Estudiantes. Nunca lo sacamos de la vista, y a pesar de la condición con la que agarramos, siempre lo tuvimos presente, nunca dejamos de pensar en el futuro del club. La bandera de todos es el estadio y necesitamos construirlo de verdad, y no con promesas vacías como se dieron en años anteriores a nosotros”.

“Entendemos la ansiedad de todos por ver la plata depositada en la cuenta, pero sabemos que las cuestiones formales son engorrosas y te hacen perder tiempo. Tenemos que tener la bandera a cuadros”, completó diciendo.

Al hacer mención a la línea con la que se trabaja desde el primer día, remarcó: “En todo este tiempo, a pesar de las diferencias, hemos puesto todos al club por encima de nosotros. Ese fue el secreto de terminar una gestión con una CD entera. Además que Verón sea presidente no es un hecho menor, pudo domar el potro en los momentos difíciles. Ejerció un liderazgo democrático, todos opinamos de los aspectos de la vida del club. El secreto es el equipo de trabajo, no una persona”.

Por otra parte, hizo un repaso del crecimiento del club a nivel deportivo e infraestructura: “Hoy ves a más gente en el Country, la gente se acerca a disfrutar las instalaciones. Las temporadas de verano han sido exitosas. Encausar todas esas cuestiones hacia la normalidad ha sido un proceso difícil, y queremos continuar en la misma línea. No solo en lo deportivo, también los social, como lo hicimos con la fundación del club. La autocrítica está siempre, en todas las actividades”.

Por último, también recordó la importancia de los ex presidentes y sus aportes: “Nosotros nos nutrimos de los presidentes anteriores, todos fueron convocados para que nos critiquen puertas adentro, para ver qué veían. La mayoría atendió los llamados. Le agradecemos a Edgardo Valente, Eduardo Abadie y Rubén Filipas. Siempre queremos tener otras voces”.

comentarios