lunes 23 de noviembre de 2020

LEAL

Maradona sobre Pellegrino: "Si se va, yo me voy"

Hace casi un año Maradona ya había dejado en claro su posición en caso de que Pellegrino deje la presidencia de Gimnasia. Los antecedentes de Diego.

La vida de institucional de Gimnasia vive en estado de ebullición permanente desde que el club anunció la llegada de Diego Armando Maradona al cargo de entrenador y las últimas horas se han vuelto aún más calientes. A la preocupación por la condición de Diego que lo alejaría del club por tiempo indeterminado hay que sumarle ahora la renuncia del presidente Gabriel Pellegrino. Un giro inesperado de los hechos que cambió el escenario de forma completa.

Mientras el mundo espera los partes médicos de la Clínica Olivos donde se encuentra internado Maradona y se especula con una rehabilitación domiciliaria en Nordelta -a casi dos horas del predio tripero y con mucho tiempo por dedicarle a sus hábitos diarios- la renuncia de Pellegrino no hace más que alborotar un clima interno casi desbordado.

Vale recordar que tanto Maradona como Pellegrino ya habían pasado por un situación similar pero a la inversa. Aquello ocurrió a los 72 días de arribado Diego cuando el técnico presentó la renuncia en la previa de las elecciones de noviembre del año pasado.

"Haber traído a Maradona fue muy bueno"

En una estrategia política fuerte, el astro de 60 años, dijo que dejaba el club ya que no se lograba la unidad dirigencial que el anhelaba: “Me voy por lealtad al presidente, el que me dio la chance de volver al país”.

20191208191305_pellegrino_gorrajpg.jpg

Vale recordar que Gimnasia y Pellegrino fueron quienes le abrieron a Maradona las puertas del fútbol argentino tras 24 años alejado de las canchas tras su paso por Racing en 1995. El reciente renunciante al cargo, dijo que no iba a participar de las elecciones del 23 de noviembre del año pasado. En consecuencia, Diego argumentó “si él no sigue, yo no sigo”, tal como había advertido en la previa de la goleada contra Aldosivi.

Aquel contexto político aceleró los tiempos y Maradona mostró su característica fidelidad a los presidentes que suele mostrar en cada club: Sucedió en Newell’s, club al que había llegado de la mano del Indio Solari; cuando este se alejó de la Lepra, abandonó intempestivamente el club. En Racing paso algo similar: apoyó la reelección de Juan De Stéfano, el directivo que lo fue a buscar y cuando perdió la conducción de la institución, se abrió y justificó: “Soy un hombre de palabra”.

En este contexto incierto con Pellegrino y su renuncia indeclinable y con Maradona enfocado en mejorar su salud parece que el ciclo podría volver a repetirse. Aunque en el mundo Maradona, no puede preverse con tanta antelación.

comentarios