jueves 25 de noviembre de 2021
Fue allanado

Luque: "Hice lo mejor con Diego, no tengo nada que ocultar"

Esta mañana allanaron la casa del Doctor Leopoldo Luque y salió a aclarar la situación ya que se investiga por homicidio culposo.

Leopoldo Luque, el médico personal de Diego Maradona habló en conferencia con los medios luego de que su casa haya sido allanada por orden del juez de garantías Orlando Díaz.

Secuestraron sus celulares la tablet, una presunta historia clínica de Diego y más evidencia. Para los fiscales queda claro que en su alojamiento en el barrio San Andrés, Maradona no contaba con controles médicos mínimos para lo de debía ser una internación domiciliaria.

Teniendo en cuenta esto, Luque comenzó dejando en claro lo que hizo por Maradona: "Estoy absolutamente seguro que hice lo mejor con Diego. Tengo todo para mostrar. Diego odiaba a los médicos. Necesitaba ayuda. Todo el tiempo podía decidir, no es insano. Creo que Diego abandonó la pelea. Hicimos todo. Él vivía triste. Estaba muy solitario. Nada lo alegraba. Extrañaba mucho a los papás y quería estar solo. Los familiares hicieron todo lo que pudieron. Él se resistía”.

Sobre su relación con él y la internación, explicó: "Diego me echó un montón de veces en la casa y después me llamaba. Las estupideces que están hablando no hacen más que dañar la memoria de Diego. No estaba internado en la casa, era un paciente de alta. Alcohol no estaba tomando y las pastillas estaban acomodadas por el equipo de salud mental”.

EoAhWGmXIAIliwN.jpg

A la hora de hablar de cómo respondía Maradona, Luque aseguró: Sabía que Diego necesitaba ayuda y yo era el único que por ahí tenía una chance. Hay un equipo de salud mental detrás de esto, no es que yo ordeno. Yo soy médico, no soy policía ni soy juez. Él tenía que convencerse de mejorar. El riesgo de Diego no era cardíaco, si lo evaluamos para operarlo y no estuvo internado en unidad coronaria. Era el consumo”.

Al hacer mención el momento en el que Diego perdió la vida, Luque contó: "No hay un error médico de parte de nadie. Fue un evento fortuito. Un ataque cardíaco, que es lo más común del mundo en un paciente como él. Se están diciendo muchas ignorancias. Diego de la cabeza estaba bien. Yo extendí todo lo que pude la internación".

Por último, admitió que no se arrepiente de nada de lo que hizo: "Estoy orgulloso de todo lo que hice por Diego y por su familia. Es un precio que hay que pagar. Están buscando un culpable cuando no hay en ningún lado. Se hizo lo mejor. Hay que preguntarle a los psicólogos y los psiquiatras, pero él estaba muy triste. Yo no tengo dudas que la familia lo amaba. Pero Diego quería estar solo".

En_aT7dXcAA3QAU.jpg

comentarios