sábado 11 de septiembre de 2021
"La vida no es el que queda arriba"

Las Leonas: Vanina Oneto, de la medalla al valor del camino

Vanina Oneto referente del primer equipo de Las Leonas repasó la historia olímpica de los diferentes seleccionados de Hockey y destacó el mérito que tienen.

La selección Argentina de Hockey femenino logró su primera medalla olímpica en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000. Hoy, un nueva camada consiguió la quinta medalla en seis ediciones y el legado de Las Leonas está más firme que nunca.

Aquella camada que llevó al Hockey argentino a un lugar que muchas otras jugadoras soñaron antes, fueron las portadoras de un estilo que se mantuvo en los años y que con el tiempo fue creciendo y generando un efecto derrame en diferentes rincones del país.

A 21 años de aquella primera medalla olímpica para Las Leonas, y horas después de la medalla de plata conseguida en Tokio 2020, Vanina Oneto, delantera y referente de aquel equipo repasó el camino en CIELOSPORTS.

“Generó una bisagra en la popularidad del deporte porque la gente lo ve en la tele y estalla. Cuando yo llegué a la Selección ya era una apasionada de toda la camada anterior a la nuestra, donde muchas no llegaron a jugar con nosotros y quizás hoy las chicas hoy no sepan quien son”, empezó situándose y explicando Oneto.

Y agregó: “son las que marcaron el camino nuestro para ser Las Leonas. Ella son Leonas para mí sin duda, sin el logo Leonas en el pecho, pero la mística de Las Leonas viene desde antes. El camino fue más duro para ellas, duro para nosotras y más allanado para las de ahora, con lo que no quiero decir que no haya habido adversidades”.

Al ser consultada por la importancia de la medalla para que el Hockey alcance la popularidad en la Argentina y llegue la denominación Leonas, la ex jugadora del seleccionado destacó: “sin dudas que la medalla ayuda mucho. Y la novela de esas Leonas del 2000, busca un libreto, escribilo y sale perfecto la historia que vivimos. El error del reglamento, que estamos clasificadas, que nos dejan afuera, que las chicas lloran, parece veloz el relato y para un libro. Pero la medalla es un remate. Yo creo que esas Leonas sin medalla igual hubieran llegado al público porque la gente estaba muy pegada. Yo de eso me di cuenta después y la dimensión la tomé varios años después, cuando la gente del interior te contaba el minuto a minuto”.

Vanina Oneto habla de lo que vivió y lo que siguió para Las Leonas con una pasión que transmite y conmueve. De esa forma, le habla a las nuevas generaciones y explica: "yo se los digo a las más chicas, quienes no me vieron jugar obviamente. Nosotras hicimos lo que hicimos y perdimos una final, no fuimos campeonas. El valor de esa medalla, que es el valor que tiene la de hoy, para mí era qué oro, era platino y brillante la medalla olímpica y venímela a discutir". Y agregó. "todos queremos el oro, pero podemos ser exitosos perdiendo una final. La vida no es el que queda arriba. La vida es una superación de equipos, va por otro lado”.

Oneto.jpg
Vanina Oneto en el podio con Las Leonas en un Juego Olímpico

Vanina Oneto en el podio con Las Leonas en un Juego Olímpico

Vanina Oneto está lejos de que el éxito es para el ganador y pregona el recorrido, el esfuerzo y el camino más allá del ser campeón. “A veces a mí lo del existimo extremo me duele mucho porque después cuando haces el balance de la vida lo que vale es todo lo que hiciste para lograrlo, el camino, no es el último minuto”, describió la ex delantera de Argentina.

Y agregó: “cuánto duró el minuto de gloria de las chicas con la medalla colgada en el pecho. En 20 días o menos, ellas van a reencontrar el esfuerzo, el camino, lo que les costó. Nosotras hoy nos juntamos, hablamos y recordamos el esfuerzo y lo que nos costó, nos quedan las amigas y las anécdotas”.

“Yo no fui campeona olímpica y a mí que nadie me venga a decir que no fui la número uno con mi equipo, fuimos lo más”, destacó al finalizar su idea Vanina Oneto.

comentarios