jueves 2 de diciembre de 2021
Sentido mensaje

Guillermo: el adiós a Maradona y la emoción por Gimnasia

El mundo sigue y seguirá golpeado por el fallecimiento de Maradona, y uno de ellos es Guillermo Barros Schelotto que le dejó palabras de agradecimiento.

Diego Maradona perdió la vida, pero su mito vivirá por siempre. La leyenda del mejor jugador de todos los tiempos sigue viva en cada una de las personas que lo recuerdan y seguirán recordando, como hizo Guillermo Barros Schelotto.

La vida del Melli estuvo cruzada por Diego Maradona: primero en Boca de quien fue compañero, y luego por Gimnasia donde la pasión por los colores los unió, y es algo que Guillermo le agradece y lo emociona mucho.

Ayer en su cuenta personal de Instagram, el ex jugador de Gimnasia y Boca, le dejó unas sentidas palabras tras su partida. Teniendo en cuenta esto, su relato comenzó con palabras de mucho cariño: “Cada momento al lado tuyo es inolvidable: por la grandeza con la que tratabas de ser uno más, pero con las sensaciones únicas que generabas en cada uno de nosotros. No me va a alcanzar la vida para agradecerte tu apoyo incondicional”.

En este sentido, recordó lo que fue su encuentro en Boca: “Desde mi llegada a Boca hasta cuando me tocó jugar en Reserva, siempre estabas ahí porque sabías perfectamente lo que sentían los jugadores. Es un orgullo difícil de transmitir haber tenido la sensación de que nos entendíamos con una mirada. Adentro y afuera de la cancha. Siempre”.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCIEB9JYJbGe%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAGLjYVLZAectMcJkNoqdslxA3dEWpXXK2JEAploKzxC1N5yjtnEuHzfgnkeBYZBOUpf4s7Wxn3KEzSrT0PjCHFPwfJsjBn59s1vt4wD1KeZAMqeK9uxy7EGYPO2ZCCAUA6srHN83BeIF1QDngtmzAG7XhYRg1gZDZD

Luego llegó el momento de hablar de Gimnasia, el club que como cuenta Guillermo, le volvió a abrir las puertas del fútbol argentino: La vida y vos (que es lo mismo, porque sos la vida) me llevaron a Boca. Me emociona que haya sido Gimnasia el club que te volvió a abrir las puertas del fútbol argentino. Lo único que pedíamos en el último tiempo es que fueras feliz. Teniendo la vida que quisieras, pero feliz y acompañado por la gente que te quiere tanto. Lo merecías”.

Para finalizar, Guillermo Barros Schelotto le habló como colega, como jugador de fútbol que los tuvo compartiendo un campo de juego:Nuestra obligación como futbolistas es que nuestros hijos (y luego sus hijos) sepan quien le puso nombre y apellido a nuestros sueños. Gracias, Diego”.

comentarios