martes 12 de octubre de 2021
Exclusivo La CIELO

Guillermo Barros Schelotto y su relación con Palermo

El vínculo que forjaron Guillermo Barros Schelotto y Martín Palermo en Boca inició mal cuando jugaban en Gimnasia y Estudiantes. Reviví el recuerdo del Mellizo.

En los últimos días Guillermo Barros Schelotto pasó por el aire de LA CIELO, en una entrevista imperdible con el Programa “Gimnasia Una Pasión”. Uno de los temas sobre los cuales puso el foco, además de sus inicios en el Lobo y su gran identificación con el club, fue su gran relación con Martín Palermo.

En el primer partido de Quinta División perdíamos y éramos visitantes en City Bell, y ahí se armó una pelea entre todos los que estaban ahí”, recordó el Mellizo sobre los inicios de aquel vínculo, con él en Gimnasia y el Loco en Estudiantes. De aquella enemistad inicial luego evolucionarían a una buena amistad.

En este sentido Guillermo Barros Schelotto rememoró: “Ya habían arrancado las diferencias en el colegio, él iba un año más abajo y después las diferencias en el torneo interno del colegio la pasamos a los clásicos de inferiores y después maduramos los dos. Hay una foto en la que hasta ni nos miramos”.

Cuando nos compra Boca un amigo mío se agarraba la cabeza y decía ‘no voy a gritar los goles cuando le tires los centros a ese’. Pero después yo conocí a algunos amigos de él y él a mis amigos”, contó luego respecto de aquella rivalidad inicial que vivió con Palermo en sus tiempos en Gimnasia, que luego mutó en una sociedad histórica.

Guillermo, Palermo y la llegada a Boca

Sobre aquel mercado de 1997 recordó: “A mí me compran el jueves y a él el viernes. No me acuerdo quién no sabía llegar a Empleados de Comercio y en la autopista él quedó atrás mío. Lo vi por el espejito y lo saludé. Me hizo una seña de ‘seguí que es por acá’ y terminamos llegando una hora antes los tres, junto con Gustavo”.

Estuvimos solos los tres. No había teléfonos, así que tirabas un comentario y por ahí no hablábamos durante varios minutos”, recordó entre risas Guillermo Barros Schelotto, quien de inmediato valoró la postura que adoptaron tanto él como Palermo: “Los dos fuimos inteligentes y muy respetuosos con el otro”.

Nunca imaginé lo que vivimos. Era un desafío profesional y la verdad que superó lo que yo había pensado y soñado cuando fui a Boca. Jugar 10 años y todo lo que logramos fue soñado e increíble, pero es parte del trabajo, la vida y lo que uno peleó para conseguir”, dijo por último sobre aquella transferencia desde Gimnasia.

Guillermo Palermo.jpg
Guillermo Barros Schelotto y Martín Palermo forjaron una gran sociedad en Boca.

Guillermo Barros Schelotto y Martín Palermo forjaron una gran sociedad en Boca.

comentarios